30 de octubre de 2020 | Actualizado 10:54

El 5G se desmarca como la mejor tecnología para visibilizar todos los activos de la supply chain

DHL señala que el 75% de los profesionales de la logística proyecta implementar próximamente por lo menos una tecnología inalámbrica de próxima generación
DHL

Un informe publicado recientemente por DHL corrobora que el 5G se perfila como la única tecnología inalámbrica capaz de visibilizar y conectar de manera integral todos los activos de la cadena de suministro. En este sentido, la consultora Deloitte ha afirmado que el éxito de esta tecnología ha generado gran interés por parte del sector logístico y prevé que un tercio de la inversión en redes privadas de 5G en los próximos cinco años se origine en instalaciones tales como puertos, aeropuertos y almacenes logísticos. 

Actualmente, seis de cada diez profesionales del sector logístico declaran tener una “visibilidad inadecuada” de su cadena de suministro. Por ello, el 75% de los profesionales de la logística se plantean implementar “al menos” una tecnología inalámbrica de próxima generación a corto plazo, según el análisis de DHL. Esto evidencia que la tecnología de comunicación inalámbrica suscita un enorme interés en el sector, especialmente en lo relacionado con las redes de datos móviles 5G, que prometen numerosos beneficios para usuarios finales y operadores como velocidades más altas, mayor capacidad y servicios personalizados para una nueva generación de dispositivos inteligentes conectados. 

Seis de cada diez profesionales de la logística

El 60% de los directivos logísticos lamentan tener una “visibilidad inadecuada” de su cadena de suministro

La encuesta realizada por DHL a 800 responsables de la cadena de suministro a escala mundial también ha concluido que los principales desafíos a los que se enfrentan son: lograr una visibilidad total de extremo a extremo de la supply chain, adolecer de una única plataforma centralizada para impulsar las iniciativas IoT y superar los problemas existentes para recopilar y consolidar datos procedentes de áreas heterogéneas dentro de esa cadena de suministro. “Si bien el IoT no es nuevo en logística, con 20.000 millones de dispositivos conectados ya en uso en todo el mundo la verdadera revolución no ha hecho más que comenzar”, ha apuntado el vicepresidente y director global de Innovación y Desarrollo comercial de DHL, Matthias Heutger. 

El progreso de una amplia gama de diferentes tecnologías de comunicación inalámbrica, más allá del propio 5G, ha generado nuevas oportunidades para que el sector logístico mejore aspectos como la visibilidad de la cadena de suministro o la eficiencia operativa y acelere la automatización de los procesos. Tecnologías ampliamente extendidas como wiFi y bluetooth, y otras menos conocidas, como las redes LPWAN y los satélites de órbita terrestre baja (LEO), se han optimizado para su uso industrial, configurándose un amplio abanico de tecnologías inalámbricas de próxima generación que facilitarán el siguiente paso en la revolución de las comunicaciones. “Se abren así importantes oportunidades para el desarrollo de aplicaciones y casos prácticos de implementación a un ritmo sin precedentes”, ha manifestado Heutger.  

En un futuro cercano, cada activo e infraestructura se conectará gracias a redes y sensores de alto rendimiento

El estudio ha subrayado, asimismo, diversas tendencias clave que beneficiarán a la industria logística “en un futuro no muy lejano”, como una visibilidad total, donde cada envío, activo logístico, infraestructura e instalación se conectará gracias a redes disponibles y sensores de alto rendimiento. También destacará una autonomía a gran escala, ya sea en robots en áreas de almacén como en flotas de distribución, donde todo tipo de dispositivos gozarán de una comunicación inalámbrica ultrarrápida y segura.

Además, DHL ha asegurado que “el incremento exponencial de las transacciones online en el sector logístico triplicará en breve el volumen de datos que se generan hoy, así como su variedad y velocidad de generación”. De manera que el progreso de los sistemas de aprendizaje automático y de los modelos de inteligencia artificial facilitará la mejora de los sistemas de predicción basados en datos para el pronóstico de los picos de demanda, los tiempos de entrega o el enrutamiento de las flotas.