22 de septiembre de 2020 | Actualizado 19:00
De izquierda a derecha: Rosa Alarcón (TMB) y Pere Navarro (CZFB) | Consorci de la Zona Franca de Barcelona

La Zona Franca de Barcelona acogerá una planta de producción y carga de hidrógeno

El Consorci de la Zona Franca de Barcelona y TMB firman un acuerdo para promover el hidrógeno como combustible para vehículos eléctricos

El Consorci de la Zona Franca de Barcelona y Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) promoverán de manera conjunta el hidrógeno como energía para propulsar vehículos. Por una parte, TMB se encargará de construir una estación de suministro de hidrógeno y, por la otra, la zona franca dedicará 5.000 metros cuadrados a una planta de producción, almacenamiento y carga de este combustible. En un principio, estas instalaciones serán utilizadas por autobuses de TMB, pero el Consorci ha destacado que potencialmente otras flotas e industrias del polígono, así como vehículos particulares, podrán hacer uso de ellas. Asimismo, el proyecto ha sido impulsado con la colaboración de la Autoritat de Transport Metropolità de Barcelona (ATM).

El contrato de arrendamiento de la parcela tendrá una duración inicial de 10 años

Se trata de la primera estación pública de suministro de hidrógeno vehicular que se instalará en España. El contrato de arrendamiento de la parcela tendrá una duración inicial de 10 años, con posibilidad de prórroga de cinco años hasta un máximo de 40. De forma paralela, TMB ha puesto en marcha una licitación para adquirir los primeros autobuses eléctricos en utilizar esta tecnología, con un total de ocho unidades de 12 metros de longitud y una inversión de 6,5 millones de euros. Se prevé que se incorporen al servicio a principios de 2022. “Los vehículos estarán asignados en el centro operativo de la Zona Franca y se abastecerán de hidrógeno vehicular en la planta de recarga creada a partir del convenio hoy firmado, con un consumo estimado de 160 kilos diarios”, han puntualizado desde la zona franca.

El Consorci ha aprovechado la ocasión para recordar su compromiso de política ambiental con la mejora de la movilidad y la reducción de las emisiones en su zona de influencia. En este sentido, el organismo público se ha comprometido con la agenda 2030 para ser un modelo de gestión sostenible en el sector empresarial. “En el campo del eje de la movilidad, dentro del proyecto EcoCircularZF, tenemos una línea de trabaja específica”, ha detallado. Esta línea de trabajo busca cambiar la movilidad de los trabajadores de la zona franca, ofreciendo alternativas al vehículo privado y mejorando la infraestructura para facilitar el cambio al uso del transporte público.