29 de noviembre de 2020 | Actualizado 12:01

El puerto de Barcelona rebajará 23 millones de euros sus tasas hasta 2022

La autoridad portuaria ha dado luz verde a las primeras medidas de su plan de recuperación, que el Gobierno del Estado deberá amparar en una nueva ley
Consejo de administración extraordinario en el que se han aprobado las medidas | Autoridad Portuaria de Barcelona

La Autoridad Portuaria de Barcelona ha aprobado las primeras medidas de su plan de recuperación en un consejo de administración extraordinario celebrado esta mañana. Con un valor de 23 millones de euros, el puerto catalán es el primero del Estado en dar luz verde a disposiciones que engloban tanto medidas en el corto plazo, con su plan de choque; como en el medio plazo, con el reciente el plan de recuperación. No obstante, el Gobierno del Estado deberá realizar ahora su aprobación definitiva.

El primer paquete de medidas, que tendrá un impacto de 19 millones de euros según el puerto, será de carácter transitorio y aplicable solo en 2021 y 2022. Concretamente, estas incluyen bonificaciones singulares a las tasas de ocupación en las terminales de contenedores, multipropósito, Ro-Ro y automóviles; y coeficientes correctores reductores de las tasas de utilización, que se aplicará por primera vez a los buques de mercancía y pasaje. Específicamente, las bonificaciones en la tasa de ocupación para las terminales de contenedores serán del 25% en 2021 y del 20% el 2022, según el volumen de tráfico de trasbordo manipulado; la de automóviles del 30% en 2021 y del 15% en 2022; y el resto del 10% en 2021 y del 15% en 2022.

Las medidas buscan marcar el camino de recuperación tras el impacto de la pandemia en la economía

Por otra parte, también se contempla la reducción de la tasa de ocupación a concesiones y autorizaciones. En las terminales de pasajeros, la reducción será del 30% en las concesiones que hayan visto reducida su actividad entre un 20% y un 40% respecto a 2019. Por su parte, aquellas que se hayan visto impactadas en más del 40% de su actividad obtendrán una rebaja del 60%. Para el resto de concesiones y autorizaciones, las reducciones serán del 15% para actividades afectadas entre el 10% y el 15% de su operativa; y del 20% cuando sea superior. En cuanto a los títulos de ocupación con una superficie inferior a 200 metros cuadrados y espacios destinados al aparcamiento y estacionamiento, siempre que no sean complementarios a otros títulos de mayor superficie, se aplicará una reducción del 20% sobre la cuota de la tasa de ocupación que corresponda.

Un tercer ámbito de actuación dentro de este plan, tal como ha detallado el puerto, abarca las gestiones que se realizan con la unión temporal de empresas (UTE) de remolque portuario, con el objetivo de aplicar al servicio marítimo regular una bonificación del 5% sobre las tarifas máximas del servicio portuario de remolque aprobadas. Esta medida será de aplicación hasta el 31 de diciembre de 2020 y se trasladará en los acuerdos comerciales que las empresas tienen concertados con los clientes. “Formará parte del conjunto de disposiciones dirigidas a reducir los efectos de la crisis económica y potenciar el tráfico en el puerto y así se ha trasladado a los prestadores del servicio portuario”, ha explicado la autoridad portuaria. “Entendemos que, junto al resto de medidas adoptadas, se marca el camino hacia la recuperación tras el gran impacto que ha ocasionado la pandemia”.