2 de diciembre de 2020 | Actualizado 11:32

Inditex redefine su logística para multiplicar la venta online y revolucionar sus tiendas físicas

La multinacional amortigua parte del efecto por el cierre temporal de sus tiendas con el crecimiento de su negocio online durante el estado de alarma
Inditex

Las ventas e-commerce del gigante textil Inditex han crecido el 50% entre febrero y abril, con un incremento del 95% en el cuarto mes del año. Pese a que el coronavirus ha obligado al grupo a cerrar nueve de cada diez tiendas físicas, la caída en el volumen de negocio no ha sido equivalente gracias al desempeño del negocio online, que ha limitado el descenso total de ventas al -44%. De cara a la nueva normalidad, y ante las expectativas de crecimiento del ecommerce en los próximos años, la compañía ha redefinido su estrategia logística para multiplicar su negocio online y que este suponga una cuarta parte de sus ingresos en 2022.

Concretamente, la hoja de ruta logística se incrusta en el nuevo plan 2020-2022 de Inditex, que tiene como objetivo acelerar y ampliar su transformación digital. A este respecto, el presidente de la multinacional, Pablo Isla, ha reafirmado su intención de “adelantar la implantación total de nuestro concepto de tienda integrada, cuyo futuro estará vinculado al servicio permanente al cliente allá donde se encuentre, en cualquier dispositivo y en todo momento”. En este sentido, la estrategia incluirá también la consolidación de la plataforma digital Inditex Open Platform.

“Queremos adelantar la implantación total de nuestro concepto de tienda integrada”
Pablo Isla Presidente de Inditex

El plan contará con una inversión de 1.000 millones de euros para reforzar la apuesta por el canal online y 1.700 millones más para disponer de tiendas tecnológicamente integradas. Cuando termine el horizonte temporal previsto, el grupo prevé que sus ventas online sumen más del 25% del total, dato que contrasta con el 14% actual. Este salto en dos años obligará a la multinacional a dotarse de músculo logístico para afrontar todo el proceso, especialmente en las entregas y la última milla. En este sentido, ya ha adelantado que la red de tiendas contará con una superficie media más grande y sus puntos de venta actuarán como microplataformas de distribución estratégicas en las principales ciudades del mundo.

Producto de esta nueva hoja de ruta, la compañía cerrará algunas de sus tiendas de menor tamaño de forma permanente (entre el 5% y el 6% del total), al disponer de “una menor capacidad para prestar los nuevos servicios al cliente”, según ha justificado. Respecto a los trabajadores de estos establecimientos, se les ofrecerán nuevos puestos “para cubrir las necesidades generadas por la integración online y los envíos individualizados de clientes”. A su vez, el refuerzo de las capacidades de ecommerce pasará por otros proyectos como la culminación de la implantación del sistema RFID para la trazabilidad de las prendas y la gestión integrada de inventarios.

La red de tiendas de Inditex actuará como microplataformas de distribución estratégicas

De esta forma, la red capilar de Inditex busca complementar la oferta de las páginas web y coordinarse con los almacenes online. “A través de la innovación, se da respuesta a las expectativas cada vez más informadas y exigentes con una visión unificada del stock, lo que exige el procesamiento a tiempo real de los movimientos de los artículos”, ha comentado el gigante textil.

Con los datos recibidos del RFID, ofrecerá en tiempo real y de forma coordinada las novedades desde cualquier dispositivo, conocerá la demanda de forma inmediata, gestionará los inventarios con mayor eficiencia y ajustará consecuentemente la producción, ha detallado la compañía. A este respecto, los almacenes dispondrán de lectores de RFID de alta capacidad para realizar los inventarios con altos volúmenes de artículos. La multinacional española también trabaja en iniciativas como el proyecto Sint, que permite disponer del inventario en tienda para la demanda online o el sistema XWMS, desarrollado internamente y que gestiona los almacenes en cada momento para seleccionar el punto de origen idóneo para el reparto.

¿CÓMO SERÁN LAS NUEVAS TIENDAS DE INDITEX?
Inditex transformará sus tiendas físicas no solo ya como punto de venta clásico o como microplataformas de distribución de la venta online, sino que aspira a ofrecer nuevas experiencias de compra. Básicamente, el objetivo es fusionar experiencias online y físicas en ellas a través de diversas innovaciones, que también ayudarán a mantener medidas de distanciamiento social en el contexto de la pandemia. Entre ellas, la compañía ha anunciado el desarrollo de una app para que los usuarios consulten en tiempo real el stock de un artículo en tienda y también que puedan reservar a través de ella los probadores. La aplicación también indicará a los usuarios y consumidores la localización precisa de una prenda dentro de la tienda física. Además, los clientes también podrán recoger pedidos en tienda con un código QR generado durante la compra online o bien recogerlos en silos automatizados de entregas.