22 de septiembre de 2020 | Actualizado 19:00

Mercedes-Benz equipa de serie al Actros con su nuevo asistente de frenado sensorizado

El sistema usa cámaras y radares para detectar los obstáculos y llegado el momento es capaz de parar completamente el camión para evitar una colisión
Mercedes-Benz Trucks

El fabricante de vehículos pesados Mercedes-Benz Trucks ha equipado a todos los nuevos modelos Actros desde enero de 2020 con el asistente Active Brake Assist 5 (ABA5). La compañía ha destacado que este sistema cuenta con dos novedades principales. La primera es la utilización de una serie de cámaras y radares para detectar los obstáculos y la segunda que, llegado un momento de necesidad, es capaz de parar completamente el camión. El fabricante ha recordado que en 1981 introdujo el sistema ABS de serie, mucho antes de que fuera obligatorio por ley, y en 2006 lanzó la primera versión del asistente ABA1, que ha ido mejorando hasta el actual ABA5.

El asistente advierte de forma preventiva al conductor y si no responde, inicia el frenado el vehículo

La marca alemana ha señalado que el ABA5 trabaja con avisos acústicos y luminosos. Al detectar peligro de accidente con el vehículo que va delante, un obstáculo parado, una persona que cruza delante del camión o camina hacia el camión o en el carril del vehículo o se detiene repentinamente, el sistema advierte primero al conductor visual y acústicamente. Si este no responde adecuadamente, en una segunda etapa el asistente inicia el frenado parcial con tres metros por segundo, alrededor del 50% de la potencia máxima de frenado. En el caso de que la amenaza de una colisión continúe, el ABA 5 puede ejecutar el frenado máximo automático de parada completa dentro de los límites del sistema. La compañía ha subrayado que al llegar a la parada total, el vehículo aplica el nuevo freno de estacionamiento electrónico.

Mercedes-Benz Trucks ha resaltado que, a diferencia de sus antecesores, el asistente ABA5 puede llevar a cabo un frenado automático de parada completa para obstáculos detenidos y en movimiento, así como para personas en movimiento a velocidades de vehículo de hasta 50 kilómetros por hora, dentro de los límites del sistema. La compañía ha subrayado que no hay que olvidar “que nuestros asistentes facilitan la conducción y ayudan al conductor, pero el control del vehículo y la responsabilidad de la conducción siempre es del conductor”.