30 de septiembre de 2020 | Actualizado 18:11

El consejero delegado de Bergé defiende una mayor competencia interportuaria en España

Juan Aguirre ha conminado al sector público a apostar por la logística y a realizar un esfuerzo similar al que están ya soportando las empresas
El consejero delegado de Bergé, Juan Aguirre | Bergé

La situación económica derivada de la pandemia obliga a la Administración Pública también a repensar su papel. “Más allá de la salvaguarda de la salud de los ciudadanos, el principal objetivo debe ser el mantenimiento del empleo”, ha explicado el consejero delegado de Bergé, Juan Aguirre, durante su intervención en un coloquio del Propeller Club de Barcelona. Para ello, Aguirre ha conminado al sector público a realizar un esfuerzo similar al que están ya soportando las empresas. En este contexto, y para ayudar a los privados a sostener empleo, considera necesario un modelo con mayor competencia interportuaria en España, más cercano a los sistemas del Norte de Europa.

“Tengo que pedirle a la Administración que apueste por la logística, porque es un sector de arrastre para otros”, ha demandado el consejero delegado de Bergé. Por ejemplo, “desde las zonas de actividades logísticas públicas se tienen que hacer esfuerzos” para condonar o reducir tasas. “El cobro del uso del espacio portuario es una tasa” y “la única vía que no implica una modificación de la ley es la valoración del terreno”. Según Juan Aguirre, disminuir las tasas de ocupación redundaría positivamente no ya en los propios concesionarios, sino en la competitividad de toda la cadena. A este respecto, ha recordado que “los operadores logísticos son clave para generar empleo y actividad, porque a través de ellos se llega a los mercados”.

Juan Aguirre apuesta por reducir las tasas portuarias de ocupación a través de la reducción del valor del terreno

De hecho, ha continuado Juan Aguirre, la recuperación económica debe basarse en dos pilares en los que la logística es básica: el refuerzo de la presencia internacional de España “como un actor de confianza” y “la colaboración público-privada con el objetivo claro del bien común, aunando talento y buscando soluciones”. Además, se ha sumado a las peticiones del tejido empresarial de alargar los ERTEs, porque “las consecuencias económicas van a ir más allá del estado de alarma”, y de establecer un marco de “ayudas a la transformación y la digitalización” de la logística y de todas las actividades posibles.

Respecto a la estiba, el consejero delegado de Bergé ha repasado la actualidad de estas últimas semanas, centrada en el informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) sobre el borrador del V Acuerdo Marco de la Estiba. Aguirre ha reconocido que “el tema de la estiba se ha cerrado en falso” y que convendrá alcanzar soluciones. En cuanto a la postura expresada por la CNMC, “creo que ha sido muy suave en las formas, pero muy contundente en el contenido”.