30 de septiembre de 2020 | Actualizado 16:26

Los empresarios del transporte por carretera amenazan con paros a finales de julio

El CNTC anuncia movilizaciones para el 27 y 28 de julio, que podrían desconvocarse en función de la respuesta del ministerio de Transportes a sus demandas
El presidente del CNTC, Carmelo González, en las puertas del ministerio de Transportes | C.G.

El presidente del Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC), Carmelo González, ha convocado un paro empresarial para los próximos 27 y 28 de julio. Según ha destacado el presidente del organismo que aglutina a las principales asociaciones del sector en España, “el ministerio tiene hasta medianoche del 26 para dar una respuesta a nuestras demandas”, en caso contrario, la movilización seguirá adelante con su calendario. Los empresarios del transporte por carretera han insistido en diversas ocasiones al ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana para que diera respuesta al decálogo de medidas que se consideran imprescindibles para el sector.

“Exigimos sentarnos con los cargadores y el ministerio para la toma de decisiones”
Carmelo González Presidente de la CNTC

Esta acción ha sido motivada, según ha explicado Carmelo González, por el anuncio de la modificación de masas y dimensiones para el sector de la automoción de las 44 toneladas y 4,5 metros de alto. También ha colmado el vaso, ha especificado González, alguna otra cuestión “teóricamente menor”, como la no posibilidad de pasar la ITV y tener que circular con vehículos a partir de este lunes sin inspecciones en fecha vigente. Estas últimas decisiones del Ejecutivo han desbordado “el malestar y el enfado del sector de las mercancías”, así como la falta de respuesta a las medidas propuestas meses atrás. 

De manera que la carta remitida al ministerio firmada por el presidente de la CNTC también ha recordado la “situación de urgente y grave necesidad por la que atraviesa el sector” debido a la crisis provocada por el Covid-19. En este contextos, los empresarios advierten de que, en el caso de continuar sin una respuesta próximamente, no solo se verían forzados a convocar un paro, sino que esta medida “podría verse sucedida por otras más rigurosas”.  

PRINCIPALES DEMANDAS DEL CNTC EN LOS ÚLTIMOS MESES


Conforme establece la Ley de Contrato de Transporte.


A resultas de las sentencias judiciales derivadas del céntimo sanitario.


Para empresas y autónomos de hasta 6 meses sin intereses, debiendo hacerse frente a las mismas en un plazo máximo de los 24 meses siguientes.


Desde el primer día de la baja para aquellos transportistas autónomos afectados por el coronavirus.


Habilitar los aplazamientos de las obligaciones fiscales frente a Hacienda, incluyendo en esta medida también a las empresas que hayan facturado el año anterior más de 6 millones de euros, así como la deuda aduanera y tributaria devengada en las importaciones.


Rebaja del 50% en el pago del segundo trimestre por IVA e IRPF ante la perspectiva de un largo periodo de inactividad o fuerte reducción de la actividad. Establecer una reducción del 50% sobre el rendimiento neto tanto para los autónomos que estén en Estmación Directa como a las empresas de transporte y logística que tributen por el Impuesto de Sociedades.


Aplazamiento por un plazo de dos meses prorrogables de las cuotas de leasings, rentings o préstamos ordinarios derivados de la adquisición de vehículos y otros activos de inmovilizado material, correspondientes al periodo de alarma, más la correspondiente al mes siguiente, para hacerlas efectivas al final del periodo del préstamo o alquiler, prorrogando éstos un numero de meses equivalentes a la moratoria otorgada, tanto para empresas como para autónomos.

Según ha desvelado el presidente del CNTC, los representantes del ministerio se han “sentido sorprendidos” por este reclamo, pues consideran “que no hay motivo para ello”. No obstante, Carmelo González ha insistido en que la decisión de convocar el paro empresarial está motivada en la falta de respuesta de la Administración, unido a la propuesta del ministerio de formar una mesa de negociación compuesta de “transportistas, logistas y cargadores”. En este sentido, González ha especificado que “para este tipo de reuniones ya está el CNTC, que representa todos los sectores y es el que tiene la potestad para sentarse en una mesa con cargadores y el propio ministerio”. Por tanto, las asociaciones transportistas han manifestado su intención “de no acudir a esa ofertada mesa de negociación con las empresas cargadoras, en tanto que no se produzca una pública enmienda a la medida anunciada”.

“Si no hay soluciones inmediatas a nuestros planteamientos, el conflicto seguirá latente”, ha asegurado González. En función de la respuesta del ministerio, la CNTC decidirá “si se desconvoca o no el paro general”. No obstante, el presidente de la organización sí ha especificado que “la medida de las 44 toneladas se tiene que eliminar taxativamente del acuerdo”. A este punto de inflexión, también se le suma la demanda de retirar la medida de los 4,5 metros de altura en los camiones “para no llevarnos puentes por delante”. 

LA PATRONAL UNO SE OPONE AL ANUNCIO DE MOVILIZACIONES
La asociación empresarial de operadores logísticos UNO, que también forma parte del CNTC, ha expresado su rechazo a posibles movilizaciones. La patronal "apela a la responsabilidad colectiva para evitar daños económicos y sociales todavía mayores en una sociedad y en una economía tremendamente afectadas por la crisis del coronavirus". Por ello, aboga, "ahora más que nunca", a "trabajar unidos para afrontar cuanto antes la recuperación de nuestra economía y para rescatar la mayor parte de los empleos afectados por la crisis sanitaria”. El diálogo con la Administración y con el ministerio, a través de la Mesa del Transporte creada por el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, debe ser "la vía para introducir mejoras continuas en un sector que es esencial para la economía y para la sociedad, como bien ha quedado demostrado en esta crisis sanitaria", ha concluido UNO.