1 de octubre de 2020 | Actualizado 18:11

Bruselas da luz verde al plan de 6.000 millones de euros para rescatar a Lufthansa

La aprobación por parte de la Comisión Europea de estas ayudas del Gobierno alemán a la aerolínea garantiza la recuperación de la compañía
Lufthansa Cargo

La Comisión Europea ha aprobado la propuesta del Gobierno alemán para recapitalizar Lufthansa con la inyección de 6.000 millones de euros. Se trata de una medida autorizada en el marco temporal de ayudas estatales adoptado el 19 de marzo por la Unión Europea. La medida del Gobierno alemán forma parte de un paquete de apoyo más amplio a la compañía aérea, que también incluye el aval estatal a un crédito de 3.000 millones.

No obstante, esta cuantía también engloba una serie de compromisos por parte de la aerolínea, por ejemplo, con medidas para limitar distorsiones en la competencia. “En particular, Lufthansa se ha comprometido a poner a disposición 24 slots al día y activos adicionales en sus hubs aeroportuarios de Frankfurt y Múnich, donde tiene un poder de mercado significativo”, ha señalado la vicepresidenta ejecutiva y comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager. Antes del brote, ambos aeropuertos se encontraban congestionados.

Lufthansa se ha comprometido a poner a disposición 24 slots al día en Frankfurt y Múnich

De esta forma, Vestager ha valorado que “se dará a las aerolíneas competidoras la oportunidad de entrar en esos mercados, asegurando precios justos y una mayor oferta para los consumidores europeos”. Concretamente, los 6.000 millones de euros incluyen 300 millones de euros en nuevas acciones por parte del Estado alemán, que corresponderán al 20% del capital de la compañía. Asimismo, también incorporan 4.700 millones de euros en participación silenciosa con la característica de un instrumento patrimonial no convertible y 1.000 millones más de instrumento de deuda convertible.

Alemania se ha comprometido a trazar una estrategia para su salida en los doce meses posteriores a que se conceda la ayuda y a aportar un plan de reestructuración para Lufthansa si en seis años después la salida del Estado alemán sigue en duda. Asimismo, entre otras condiciones, Lufthansa no podrá utilizar los fondos para ayudar a las actividades económicas que sufrían dificultades financieras antes de 2020 y deberá informar sobre el uso que realiza de las ayudas recibidas. Desde la Comisión Europea han recordado que Lufthansa juega un papel protagonista en la economía alemana, proporcionando servicios de conectividad esencial a través de su red doméstica. Además, también han justificado esta decisión al subrayar que la conectividad internacional de la compañía contribuye al comercio exterior en su segmento de carga, “lo que garantiza un flujo de mercancías constante para los ciudadanos en estos tiempos de dificultad”.