1 de octubre de 2020 | Actualizado 17:43
Joan Pere Gómez, en el centro, en uno de los puntos de recarga recientemente instalados | Ports de la Generalitat

Ports de la Generalitat instala cinco nuevos puntos de recarga de vehículos eléctricos

Las estaciones de recarga se ubican en los puertos de Ametlla de Mar, Ampolla, Deltebre, Sant Carles de la Ràpita y Cases d’Alcanar

La empresa pública Ports de la Generalitat ha instalado cinco puntos de carga para vehículos eléctricos en los puertos de l’Ametlla de Mar, l’Ampolla, Deltebre, Sant Carles de la Ràpita y les Cases d’Alcanar, en línea con su plan estratégico. La actuación, que ha contado con una inversión de 90.000 euros, busca favorecer “una movilidad limpia y eficiente entre los usuarios”, según ha explicado la Generalitat de Catalunya. También se ha dotado a la flota de vehículos de la administración portuaria en los puertos del Ebre con motos eléctricas y automóviles eléctricos e híbridos.

“La dotación de los cinco puntos de carga en la costa del Ebre contribuye a la expansión del número de puntos de suministro energético e impulsa la movilidad sostenible con la circulación de vehículos eléctricos para la red viaria catalana”, ha asegurado el director general de Ports de la Generalitat, Joan Pere Gómez. Concretamente, los puntos de recarga se ubican “en lugares accesibles, adecuadamente señalizados y con acceso garantizado permanente para los usuarios de cualquier clase de vehículo eléctrico estándar”, ha señalado la Generalitat. Los usuarios podrán utilizarlo mediante una app con un código QR, pero también se ha habilitado de forma temporal tarjetas de recarga de los ayuntamientos adheridos a la Alianza de Municipios para la Interoperabilidad en estaciones de recarga de vehículos eléctricos de Catalunya.

“Los vehículos eléctricos se podrán cargar en los puertos del Norte al Sur del litoral catalán”
Joan Pere Gómez Director general de Ports de la Generalitat

Estos puntos se han sumado a los nueve que Ports está instalando en la costa de Barcelona y Girona. “Una vez estén todos los puntos instalados, los vehículos eléctricos se podrán cargar en los puertos del norte al sur del litoral catalán”, ha añadido Gómez. En el caso del puerto de Sant Carles de la Ràpita, se ha dotado de un punto de recarga rápida que permite cargar de manera simultanea dos vehículos tanto con corriente continua como alterna, con un tiempo estimado de carga de 15 a 20 minutos. Por su parte, en el resto de enclaves hay disponible un punto de recarga semirrápida, con corriente alterna y también con posibilidad de carga de dos vehículos, con un tiempo de carga estimado de dos a cuatro horas.