4 de diciembre de 2020 | Actualizado 19:06

Los supermercados difieren sobre el uso de las dark stores para optimizar su logística

Mientras algunos apuestan por un modelo híbrido en función de la masa crítica de cada canal, otros no consideran necesario su desarrollo
Mecalux

La necesidad de trazar soluciones ante el auge de las compras online en los supermercados ha propiciado durante la fase álgida de la pandemia el desarrollo de nuevos procesos logísticos y servicios. Uno de los más debatidos ha sido el uso de las dark stores, es decir, la reconversión de las tiendas en almacenes para la preparación de pedidos del ecommerce. Sin embargo, se trata de un sistema por el que no todos han apostado. “No ha sido necesario y, por tanto, no lo hemos planteado en nuestra hoja de ruta a corto plazo”, ha explicado el director de Operaciones de Covirán, Juan Antonio Pérez. “Ofrecemos una completa red logística para ganar eficiencia en el almacenaje y la distribución en permanente adaptación, tanto en la propia estructura de los almacenes como en su número”.

De forma similar, empresas como Uvesco tampoco trabajan con el sistema de dark stores ni tienen previsto hacerlo, tal como ha manifestado el director adjunto de Logística de BM Supermercados (Uvesco), Gorka Mitxelena. Mientras, en otras cadenas como Condis, las dark stores se han integrado en un modelo híbrido, en función de la masa crítica del canal en cada región logística. “Si hay volumen suficiente de pedidos, creemos que la mejor opción es disponer de un centro dedicado específicamente a la preparación online”, ha especificado el director de Logística de Condis, Víctor Escanciano. También en Eroski trabajan con un modelo de dark stores, que combina con la preparación en el punto de venta.

“Hacemos un esfuerzo enorme, aunque implique un servicio cuya rentabilidad es un reto”
Alberto Madariaga Director de Operaciones de Eroski

Por su parte, la cadena de supermercados Dia ha sido de las que más ha apostado por este sistema. “Hemos convertido 12 tiendas físicas en plataformas preparadoras de pedidos online y hemos reforzado en más de 1.000 personas los equipos de preparadores de pedidos y personal de reparto a domicilio”, han especificado. En la actualidad, cuenta con un total de 14 dark stores repartidas por España. “De cada una de ellas salen al día, aproximadamente, entre 300 y 400 pedidos, hecho que nos permite llegar a los hogares en el menor tiempo”. Asimismo, la cadena de supermercados ha explicado que “hemos llegado a un acuerdo de colaboración con Glovo para repartir pedidos a domicilio desde una red de 500 tiendas”, alianza que se suma a la que ya dispone con Amazon Prime con el mismo objetivo.

Por su parte, el presidente y director general de la cadena de supermercados Bonpreu y Esclat, Joan Font, ha valorado que “no es bueno tomar decisiones en caliente, vale la pena reflexionar y debatir incluyendo los elementos de sostenibilidad y calidad”. A este respecto, el economista experto en transporte y desarrollo urbano Ignasi Ragàs, ha expresado que “me preocupa que tanto el sector público como el privado se sumen a la última moda de manera irreflexiva” y que “se debe analizar qué efectos tienen muchas de las nuevas actuaciones, su sostenibilidad económica y operativa”. En referencia a ello, ha concluido que “se habla mucho de las dark stores, pero la imagen es inquietante, pues no es lo mismo que haya 20, que 200 o que 2000, tenemos que ver las dimensiones reales del problema”.

EL AUGE DE UN MODELO INSOSTENIBLE DURANTE EL ESTADO DE ALARMA
Más allá del posible uso de las dark stores, los supermercados han coincidido a la hora de apostar por optimizar su omnicanalidad durante la pandemia. “Hemos hecho un esfuerzo enorme por cumplir con nuestra función social como suministrador de alimentación con la máxima responsabilidad y eficacia posible, aunque ello implique incluso desarrollar un servicio como es el online, cuya rentabilidad sigue siendo un reto para todo el sector”, ha asegurado el director de Operaciones de Eroski, Alberto Madariaga.

“Hemos puesto en marcha un segundo centro dedicado para la preparación de pedidos online”
Víctor Escanciano Director de Logística de Condis

Ignasi Ragàs ha coincidido al afirmar que “la eclosión del ecommerce se basa en dos ejes: la ilusión por parte del consumidor de que la entrega a domicilio tiene un coste cero; y la precarización hasta el límite de el eslabón más débil, el pequeño transportista de última milla”. A pesar de ello, tal como ha explicado Joan Font (Bonpreu), “las empresas no podemos mirar hacia otro lado cuando el consumidor piensa en un canal determinado”. En este sentido, ha destacado que “si lo hacemos bien, tenemos una oportunidad más de fidelizar al cliente y conseguir clientes de competidores que no gestionen correctamente la compra online”.

A este respecto, Víctor Escanciano (Condis) ha añadido que “hemos puesto en marcha en Catalunya un segundo centro dedicado para generar capacidad de preparación de pedidos online”. Mientras tanto,  Juan Antonio Pérez (Covirán) ha recalcado que en su empresa “trabajamos en un futuro a corto plazo donde el mundo online y el offline seguirán siendo compatibles e incluso complementarios”. Asimismo, “ante la gran incertidumbre de previsión de la demanda, hemos diseñado un plan de contingencia para aumentar la capacidad de almacenamiento de stock en almacenes auxiliares, en aras a garantizar un pico de demanda que se pudiera producir durante la época estival”, tal como ha detallado.