26 de noviembre de 2020 | Actualizado 20:36

Zaragoza reducirá la velocidad de los vehículos para privilegiar la movilidad peatonal

Las consecuencias del coronavirus han motivado la creación por parte del ayuntamiento de un plan de movilidad para favorecer al peatón
Los peatones se verán favorecidos por las políticas de movilidad frente al transporte de mercancías | Ayuntamiento de Zaragoza

El Ayuntamiento de Zaragoza reducirá la velocidad de los vehículos en el núcleo urbano para poner al peatón en el centro de su política de movilidad. La consejera de Servicios Públicos y Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, Natalia Chueca, ha anunciado que la capital aragonesa va a impulsar, principalmente, la movilidad del peatón, las infraestructuras verdes y la economía circular. A raíz de la crisis provocada por el Covid-19, la consejera ha señalado que “vamos a reestructurar la ciudad para que Zaragoza sea más humana y sostenible, y a la vez sea posible transitar a través de ella de forma segura”. 

Concretamente, el Ayuntamiento de Zaragoza busca favorecer los desplazamientos a pie y la multimodalidad entre diversos modos de transporte cero emisiones como los patinetes o las bicicletas en el núcleo urbano. En este sentido, “para mejorar la convivencia urbana entre estos medios de transporte y fomentar la seguridad vial, vamos a reducir la velocidad de los vehículos que circulan en Zaragoza”. La distribución urbana de mercancías también es uno de los ejes que el consistorio ha tenido en cuenta para la transformación hacia un modelo más verde. No obstante, será el peatón el más beneficiado por las nuevas políticas de movilidad.

“Para fomentar la seguridad, vamos a reducir la velocidad de los vehículos en Zaragoza”
Natalia Chueca Consejera de Servicios Públicos y Movilidad del Ayunt. de Zaragoza

“Tenemos que sacar algo en positivo de la situación provocada por el Covid-19”, ha explicado Natalia Chueca. Desde su punto de vista, es necesario trabajar hacia un modelo de ciudad “de convivencia” entre modos de transporte, pero también con el propio virus. Así, la entidad municipal trabajará para desarrollar una ciudad “zonificada, con confinamientos parciales, que faciliten momentos de aislamiento en caso de que se produzcan repuntes”. Este plan de desarrollo de adaptación de la movilidad al nuevo contexto creado por el coronavirus ha sido presentado durante un coloquio organizado por Executive Forum sobre las ciudades del futuro, la agenda urbana y los retos postcoronavirus. 

Por otra parte, ha insistido en que “debemos aprovechar la tecnología existente para integrar todos los modos de transporte”. En la distribución urbana de mercancías, ha recordado Chueca, “trabajamos en la mejora de la carga y descarga, en la reducción de sus emisiones y en la electrificación de las flotas a través de un grupo de trabajo junto a la DGT”. Asimismo, ha puesto de relieve que “los modelos predictivos y la tecnología son elementos esenciales para agilizar la transformación de las ciudades”, las cuales se encaminan, según ha valorado, “hacia una ciudad pacificada donde todos hagan concesiones, los vehículos reduzcan la velocidad y se ceda espacio de cemento para naturalizar los espacios”.