23 de octubre de 2020 | Actualizado 20:09

El puerto de La Gomera será el primero en suministrar electricidad a buques en atraque

La primera operación se realizará durante el mes de agosto en el buque 'Volcán de Taburiente' de Naviera Armas en una de sus escalas de los sábados
Las pruebas técnicas han culminado con éxito | Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife

La Autoridad Portuaria de Tenerife ha anunciado que el puerto de San Sebastián de La Gomera será el primero de España en suministrar electricidad a buques de pasaje en atraque. Está previsto que se materialice el próximo mes de agosto en el buque 'Volcán de Taburiente', de Naviera Armas, que ya cuenta con las adaptaciones técnicas necesarias en su motor para beneficiarse de este servicio. Durante estos días, se han culminado con éxito las pruebas técnicas en las que se ha comprobado el correcto funcionamiento y la viabilidad de la maniobra de aproximación del brazo conector entre el buque y el punto de conexión eléctrica instalado en el puerto, ha destacado la autoridad portuaria.

La materialización de este servicio ofrecerá a los buques de línea regular la posibilidad de conectarse a la red eléctrica durante su estancia en puerto y así apagar sus motores auxiliares, lo que reducirá la emisión de ruidos y gases a la atmósfera. Verificar la funcionalidad y corroborar el éxito en la maniobrabilidad de los equipos de gestión del cable, junto a contar con buques adaptados al sistema, eran las últimas condiciones obligatorias a cumplir para que la empresa suministradora de electricidad autorice el alta del contrato correspondiente.

Los puertos de Tenerife y La Palma esperan la autorización del Gobierno canario para empezar el suministro

La autoridad portuaria ha señalado que se ofrece un punto de conexión de un megavatio en la segunda alineación del dique, cuya implementación ha supuesto una inversión de 438.270 euros. También en los puertos de Santa Cruz de Tenerife y Santa Cruz de La Palma han concluido los trabajos para suministro de electricidad a buques de línea regular, de manera que sólo queda pendiente para su entrada en funcionamiento la autorización pertinente que debe emitir la consejería de Industria del Gobierno canario.