28 de septiembre de 2020 | Actualizado 12:54

La demanda de estanterías dinámicas de cajas se incrementa durante la pandemia

Se trata de un sistema que facilita el desplazamiento de los artículos mediante bandas rodantes y minimiza los recorridos
Bito

La compañía especializada en sistemas de almacenaje Bito ha destacado las estanterías dinámicas de cajas como uno de los productos más demandados por cargadores y operadores logísticos durante la pandemia, así como los sistemas de picking. Se trata de un sistema que facilita el desplazamiento de los artículos mediante bandas rodantes y minimiza los recorridos, aprovechando mejor el espacio para almacenar.

Bito ha vaticinado que las compañías tenderán a incrementar sus stocks de seguridad en los próximos meses. En este sentido, ha advertido que acumular existencias puede suponer desventajas, por ejemplo, al dificultar el proceso de preparación de pedidos. A este respecto, ha señalado que los sistemas dinámicos de cajas pueden ayudar a solventar el problema, pues “proporcionan un reabastecimiento bien controlado y preparado para absorber picos en la demanda, a la vez que gestiona adecuadamente los valles”.

La empresa ha recordado que “un sistema correctamente dimensionado aporta una buena cantidad de stock, pero manteniendo un área adecuada de picking para preparar pedidos, de forma que se establezca un equilibrio entre ambas variables”. De esta forma, se debería evitar acumular más existencias de las necesarias para reducir errores, posibles daños entre productos u obstáculos en las rutas. Además, ha recomendado diferentes ideas para reducir las distancias a pie en el almacén, dada la coyuntura actual de pandemia, como planificar los itinerarios dentro del almacén. “Es esencial escoger de antemano un método de almacenamiento adecuado, como el principio FIFO o LIFO”, ha puntualizado Bito.

Bito recomienda escoger de antemano un método de almacenamiento adecuado, como el principio FIFO o LIFO

Concretamente, el principio LIFO implica que las últimas mercancías que han entrado en stock son las primeras en ser servidas cuando hay pedidos, en contraposición del FIFO, mediante el cual las primeras en entrar son las primeras en salir. “A menudo, utilizar uno u otro criterio tiene implicaciones contables, por el valor de los bienes en determinados momentos en el tiempo y por el diferente coste que pueden haber tenido al ser adquiridos”, ha explicado Bito.

Otra opción es el uso de softwares específicos para diseñar rutas eficientes y de acceso libre, así como comprobar tanto estas como los procesos de forma regular. “También es aconsejable involucrar a los empleados en su planificación, así como involucrar a un consultor externo para que evalúe las condiciones del almacén y conjuntamente considere si algunas rutas a pie podrían evitarse”, ha añadido. De esta forma, existe la posibilidad de sustituir algunas rutas a pie por un sisema de transporte sin conductor.