2 de diciembre de 2020 | Actualizado 6:21

Los estibadores valencianos inician su formación para usar el sistema Navis N4

APM Terminals Valencia y CSP Iberian Valencia Terminal van a implantar este programa de gestión de terminales en sus instalaciones del puerto de Valencia
CSP Iberian Valencia Terminal | Autoridad Portuaria de Valencia

El Centro Portuario de Empleo de Valencia (CPEV) iniciará la semana que viene el plan formativo requerido por dos de las tres terminales portuarias del enclave valenciano, CSP Iberian Valencia Terminal y APM Terminals Valencia, que van a migrar sus sistemas informáticos e implantar un nuevo programa, el Navis N4. Los más de 1.500 estibadores que confirman la plantilla de este centro portuario deberán recibir la pertinente formación para conocer esta nueva herramienta antes de formar parte de su trabajo diario. Esta nueva inversión en software, ha apuntado la sociedad, permitirá a las terminales aumentar la velocidad de las operaciones, mejorar el servicio a los clientes, aumentar la productividad minimizando riesgos y colaborar con las navieras para optimizar operaciones.

La formación es necesaria para asimilar los avances que traen las nuevas tecnologías y que precisan los servicios portuarios con el objetivo de asegurar una mayor eficiencia y productividad, ha señalado el centro portuario. La implantación de este nuevo sistema supondrá un cambio de procedimientos que maximizará el rendimiento de los recursos sin tener ninguna afección en el empleo, ya que este programa aporta mayor capacidad de gestión de datos, fiabilidad y nuevas funcionalidades adaptadas a las necesidades de las terminales portuarias.

El Centro Portuario de Empleo de Valencia ha valorado la apuesta de las terminales por el desarrollo tecnológico

La apuesta de ambas terminales por el desarrollo tecnológico del puerto de Valencia redundará en la calidad del servicio de manipulación de mercancías, ha subrayado el Centro Portuario de Empleo de Valencia. El programa Navis N4 se considera uno de los sistemas de gestión más avanzado para estas operaciones y se encuentra ya implantado en más de 320 terminales portuarias de todo el mundo. El CPEV ha valorado el esfuerzo que las terminales están realizando, en un momento de crisis como el actual, por la adaptación a los cambios tecnológicos que ya están llevando a cabo los puertos más importantes del mundo y que, en este caso, convertirá al puerto de Valencia en referente.