1 de octubre de 2020 | Actualizado 18:11

DSV crece a doble dígito hasta junio por el incremento de los precios en la carga aérea

El operador logístico danés registra en el primer semestre un aumento del 41,3% en los ingresos y del 36,6% en los beneficios brutos
DSV

El coronavirus ha impactado en todas las divisiones y geografías del operador logístico DSV durante la primera mitad del año. No obstante, el declive en los volúmenes se ha visto compensado por la mejora de los beneficios por envío, especialmente en el ámbito de la carga aérea. Según ha anunciado el grupo, sus ingresos han aumentado a los 7.531 millones de euros hasta junio, cifra que supone un incremento del 41,3% interanual. Asimismo, el beneficio bruto del operador se ha situado en 1.889 millones, el 36,6% superior. En este sentido, todas las unidades de negocio de la compañía danesa han podido operar pese a los confinamientos, circunstancia que le ha permitido registrar un impacto financiero menos severo de lo anticipado.

Según el modo de transporte, DSV ha calculado que sus volúmenes han caído entre el 15% y el 30% en los últimos meses. “Las bajadas han sido más significativas en marzo y abril”, ha puntualizado el operador. “Desde principios de mayo hemos visto una recuperación gradual, pero la actividad se mantiene más baja que los niveles pre-pandemia en la mayoría de mercados”. En referencia al segundo trimestre del año, DSV ha facturado de abril a junio 3.864 millones de euros, con un aumento del 46% respecto a 2019. Por su parte, el beneficio bruto se ha situado en los 991 millones, el 42,4% más interanual.

Crecimiento del 89,4%

La división aérea y marítima ha registrado 4.809 millones de ingresos hasta junio, el 89,4% más interanual

Analizado por segmentos, el desempeño de la división aérea y marítima se ha visto positivamente impactado por la integración de Panalpina, pero ha visto mermar sus resultados por el coronavirus. En la primera mitad del año, sus ingresos han aumentado el 89,4%, hasta los 4.809 millones de euros; mientras que sus beneficios se han situado en 1.146 millones, el 73,5% superior. Esta división transitaria, que ofrece tanto envío de carga convencional como soluciones hechas a medida, ha supuesto el 62% del total de ingresos de la compañía hasta junio.

Por otra parte, de mayo a junio, el segmento ha experimentado un crecimiento a triple dígito, del 102%, hasta los 2.570 millones; y unos beneficios de 626 millones de euros, el 87,6% superior. “Estos rendimientos extraordinarios de la carga aérea en el segundo trimestre son temporales, y esperamos una normalización gradual durante la segunda mitad de 2020”, ha puntualizado DSV. El grupo también ha recordado que el aumento de los precios de la carga aérea, especialmente con China, justifica los resultados. El transporte marítimo ha sido menos volátil que el aéreo y, aunque la demanda ha caído entre el 15% y el 20%, los blank sailings han ayudado a mantener las tasas resilientes.

“Nos hemos beneficiado del legado de la red de cargueros de Panalpina”
Jens Bjorn Andersen Consejero delegado de DSV

Una de las razones que ha permitido a DSV registrar estas positivas cifras ha sido su integración con Panalpina, cerrada en agosto del año pasado. En la actualidad, más del 90% de los volúmenes de esta ya se han transferido a las plataformas IT de DSV. “El Covid-19 ha creado una situación de mercado extraordinaria para la carga aérea, y aquí hemos podido ayudar a nuestros clientes y nos hemos beneficiado del legado de la red de cargueros de Panalpina”, ha explicado el consejero delegado de DSV, Jens Bjorn Andersen.

Por su parte, el crecimiento de los ingresos en la división terrestre ha sido de 2.001 millones de euros, el 5,7% más interanual, con un aumento de los beneficios brutos del 3,4% hasta los 398 millones. Mientras tanto, en el segmento de soluciones logísticas, los ingresos han aumentado el 9,1% hasta los 899 millones; y los beneficios brutos de 339 millones, el 10,9% superior. Al observar solo el segundo trimestre, el crecimiento de los ingresos ha sido del 9,6% en el ámbito terrestre, con 938 millones de euros; y del 5,5% en los beneficios brutos, hasta alcanzar los 192 millones. Los ingresos de la filial de soluciones logísticas de DSV han sido de abril a junio de 437 millones, el 5,7% más interanual; y los beneficios brutos de 170 millones, el 10,2% superior.

El ecommerce y algunos segmentos concretos han ayudado a compensar la caída de la automoción y el retail

Con un total de 200 terminales y 20.000 camiones, el modo terrestre ha mostrado síntomas de recuperación a partir del valle que experimentó en abril y tras los confinamientos. De forma global, el segmento ha experimentado una caída de la carga de aproximadamente el 10%. Sin embargo, la distribución se ha mantenido por encima de los niveles de 2019 en algunos casos, en ámbitos como en los servicios a supermercados. A este respecto, los transportes internacionales han sido los más impactados, especialmente en los sectores de la automoción y el retail. Por su parte, en el ámbito de almacenaje y servicios logísticos, la compañía dispone de más de 400 instalaciones en todo el mundo. La actividad del ecommerce ha sido intensa en el periodo, mientras que los niveles de las industrias más tradicionales se han visto “seriamente impactados”. Por ello, se han dado unos mayores niveles de utilización del almacenaje, pero menos pedidos.

REFORMULACIÓN DE LAS PREVISIONES A LOS NIVELES PRE-CRISIS
“La incertidumbre continúa siendo más elevada de lo normal, pero basado en nuestra fuerte primera mitad del año, podemos reestablecer orientación para el conjunto de 2020”, ha anunciado el consejero delegado de DSV. “Ahora esperamos que el Ebit esté en el nivel de la orientación que dimos en el mercado antes de que empezase el año”, es decir, entre 1.114 y 1.168 millones de euros. De enero a junio, este ha aumentado el 63%, hasta los 561 millones. No obstante, DSV ha puntualizado que las previsiones se basan en la asunción de una mejora gradual de los mercados de carga aérea a partir del tercer trimestre y a la reapertura sin disrupciones de material de las supply chains. Aunque DSV estima que los volúmenes de transporte continúen por debajo de 2019, espera seguir creciendo gracias a la integración de Panalpina y la implementación de iniciativas de ahorro de costes.