23 de septiembre de 2020 | Actualizado 14:07

Repsol produce en Ciudad Real su primer lote de biocombustible para aviación en España

La compañía energética prevé fabricar más lotes en otros complejos industriales de la geografía española, así como utilizar biocombustibles a partir de residuos
Repsol

La compañía energética Repsol ha completado la fabricación de su primer lote de biocombustible para aviación en el mercado español. Mediante esta iniciativa, busca avanzar en la producción de combustibles con baja huella de carbono para sectores en el que alternativas como la electrificación no son viables en estos momentos. La producción del biojet se ha llevado a cabo en el complejo industrial de Repsol en Puertollano (Ciudad Real), con previsión de continuar la fabricación de más lotes en otros complejos del grupo en España. Asimismo, Repsol también ha adelantado que próximamente liderará iniciativas para utilizar biocombustibles a partir de residuos.

Este primer lote, que ha sido fabricado a partir de biomasa, consta de 7.000 toneladas de combustible de aviación, el equivalente al consumo de 100 vuelos Madrid-Los Ángeles. Además, cuenta con un contenido bio inferior al 5% “para cumplir con los requisitos de calidad establecidos por las especificaciones internacionales”, ha manifestado Repsol. Según cálculos de la compañía energética, su uso evitará la emisión de 440 toneladas de CO2 a la atmósfera, el equivalente a 40 vuelos Madrid-Barcelona. Repsol ha informado, asímismo, que para la producción del biojet se han realizado pruebas con el objetivo determinar la materia prima más adecuada y determinar la concentración óptima de biocombustible.

7.000 toneladas de combustible

El primer lote consta del equivalente al consumo de 100 vuelos Madrid-Los Ángeles

De esta forma, el impulso de los biocombustibles, junto a la generación de energías renovables, combustibles sintéticos, hidrógeno verde, autoconsumo y la economía circular, es uno de los ejes de trabajo de Repsol para alcanzar su neutralidad de carbono en 2050. En diciembre de 2019, orientó su estrategia para ser cero en emisiones en esa fecha, con lo que se convirtió “la primera compañía del sector en asumir esta ambiciosa meta”. Durante este año, se ha propuesto reducir su indicador de intensidad de carbono el 3% respecto a su base de 2016, disminuir sus emisiones de CO2 en sus negocios y aumentar la capacidad de generación de renovable.

Otras iniciativas de Repsol en el ámbito de la sostenibilidad pasan por duplicar su producción de biocombustibles de alta calidad procedentes de aceites vegetales con hasta 600.000 toneladas al año en 2030, de los cuales la mitad se producirá antes de 2025 a partir de residuos. Por otra parte, ha anunciado dos proyectos industriales de descarbonización en la refinería de Petronor. El primero consiste en la construcción de una planta de producción de combustibles cero emisiones netas a partir de CO2 e hidrógeno verde, generado con energías renovables. “Será una instalación de referencia en Europa por su avanzada tecnología y por el uso, como materia prima, del CO2 capturado en la refinería”, ha asegurado. Por su parte, el segundo proyecto es una planta de generación de gas a partir de residuos urbanos, que sustituirá parte del consumo de los combustibles tradicionales utilizados en el proceso de producción de Petronor.