28 de septiembre de 2020 | Actualizado 12:54
Instalación de las nuevas cabinas | Puerto de Valencia

El puerto de Valencia optimiza el control de la calidad del aire con el triple de estaciones

La instalación de las nuevas cabinas permitirá el análisis de las partículas contaminantes para informar posteriormente a la comunidad portuaria

La Autoridad Portuaria de Valencia triplicará sus cabinas de control de la calidad del aire mediante la instalación de nuevas estaciones, que se ubicarán dentro del ámbito de la actividad portuaria en zonas seleccionadas por técnicos del Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo (CEAM). De esta manera, las cabinas medirán los niveles de concentración y permitirán monitorizar su impacto en el núcleo urbano. “La instalación responde a nuestro compromiso por mejorar mediante soluciones innovadoras las emisiones de los puertos y el transporte”, ha asegurado la autoridad portuaria.

Mediante esta iniciativa se obtendrán análisis y parámetros para informar a la comunidad portuaria y a los vecinos de la zona de influencia sobre la calidad del aire “de forma activa y periódica”, según ha especificado. Actualmente, el complejo portuario dispone de una estación que analiza la calidad del aire en tiempo real, midiendo la concentración de dióxido de azufre, óxidos de nitrógeno, ozono, monóxido de carbono y partículas PM10 y PM2.5. “Según los análisis que realiza esta cabina en continuo, todos los parámetros están por debajo de los límites que marca la normativa y con un resultado óptimo de la calidad del aire en el puerto”, ha valorado el responsable de Medio Ambiente del puerto de Valencia, Santiago López.

332.700 euros

Se ha licitado el suministro e instalación de los equipos de control ambiental por 332.700 euros

Además de la presente iniciativa, el complejo portuario valenciano ha instalado siete nuevos sensores medioambientales para complementar los equipos actuales, unas iniciativas que forman parte del proyecto Green C Ports, coordinado por la Fundación Valenciaport. Además, recientemente ha dado un paso más con la licitación del suministro, instalación y configuración de estos equipos de control ambiental, con un presupuesto de 332.700 euros. Green C Ports busca alcanzar, a través de la digitalización, el aumento de la eficiencia en las operaciones portuarias, promover la sostenibilidad ambiental y el desempeño ambiental de las operaciones, entre otros. Se trata de una inicativa que cuenta con la co-financiación de la Unión Europea a través del programa Connecting Europe Facility (CEF).