4 de diciembre de 2020 | Actualizado 19:06

Cómo eliminar el coronavirus durante la preparación de pedidos

Una empresa española diseña una solución de aire comprimido para eliminar la presencia del virus en superficie durante el proceso logístico
Torsa

La compañía española Torsa ha creado un sistema enfocado al sector logístico para eliminar el coronavirus durante la preparación de pedidos (picking). En los primeros meses de la emergencia sanitaria, existieron dudas sobre contagios a través de la presencia del Covid-19 en superficies, pero se probó posteriormente que también era posible por esta vía. En este contexto, Torsa ha creado un sistema de desinfección, denominado Pyros. Se trata de “un dispositivo de transmisión térmica que se adapta a las líneas de producción de los almacenes y es capaz de eliminar virus y bacterias en continuo, en un plazo inferior a un segundo, y sin provocar paradas o tiempos adicionales en el proceso de preparación de pedidos”, ha explicado la empresa.

Torsa descartó el ozono por su ineficacia en superficies y la luz ultravioleta por su difícil manejo y el factor temporal

Antes de apostar por una tecnología de aire a una presión y a una temperatura en la que no exista un efecto reseñable hacia el objeto a desinfectar, la compañía estudió alternativas como el ozono o la luz ultravioleta. En el caso de la desinfección por ozono, Torsa la descartó por completo: “No desinfecta superficies y, además, no se puede utilizar sobre seres humano al ser nocivo”. En cuanto a la luz ultravioleta, sí se ha probado su eficacia en la eliminación del coronavirus, pero “necesita un tipo de luz concreto y, lo más importante, un tiempo de exposición que suele ser de varios minutos en el menor de los casos”, según Torsa. Precisamente, a juicio de esta empresa, este último factor, la variable del tiempo, es la que resta eficacia para un sector como el logístico. A pesar de ello, llegaron a fabricar varios dispositivos basados en luz ultravioleta, pero los descartaron por las dificultades de manejo que entraña esta tecnología y por el mencionado factor temporal para que sea efectiva.

Torsa sostiene que su sistema patentado de láminas de airea a presión y a una temperatura concreta”se instala sobre las líneas de producción y puede adaptarse a cualquier tipo de layout que se encuentre en el almacén logístico”. Por tanto, “es prácticamente plug and play”. Para su instalación, se analiza qué necesidades deben cubrirse exactamente y el sistema se adecúa a las necesidades concretas de cada uno. La compañía se encuentra inmersa “en plena expansión comercial, tanto en Europa como en Estados Unidos y Latinoamérica” de esta solución.