2 de diciembre de 2020 | Actualizado 18:55

Bergé inicia las operaciones en su terminal automatizada del puerto de Bilbao

La instalación dispone de herramientas tecnológicas para reducir los tiempos de espera y mejorar la experiencia de clientes y armadores
Terminal de Bergé en Bilbao | Bergé

El operador logístico Bergé ha puesto en marcha su nuevo proyecto de terminal automatizada en el puerto de Bilbao. Localizada en la Terminal 2 del muelle de Santurce, esta infraestructura incorpora avances tecnológicos con el objetivo de reducir los tiempos de espera y mejorar la experiencia de clientes, armadores, fabricantes, embarcadores y receptores de mercancía, ha indicado la compañía. Además de agilizar el proceso, ha añadido Bergé, contribuye a cumplir con las recomendaciones del protocolo por Covid-19 de distancia de seguridad y de reducir el contacto de superficies con las manos.

La terminal aspira a ser un modelo de referencia para el resto de puertos de España

El acceso a la terminal será desde dos puntos diferenciados, uno para vehículos particulares y otro, el buffer de camiones para transportistas. Ambos cuentan con tecnología para el control y monitorización de las entradas y salidas de vehículos industriales o el pesaje en básculas con emisión inmediata de albaranes e información de forma automatizada. Otra de las mejoras, ha subrayado Bergé, es la implantación de un nuevo sistema ERP de gestión de mercancías y que inicialmente se aplicará a las unitizadas, y en el futuro se extenderá a otros productos. Con estas nuevas instalaciones, Bergé ha indicado que da respuesta a los requerimientos del nuevo Código Aduanero de la Unión (CAU) y ofrece mayor seguridad, tanto a las personas como a las mercancías custodiadas, aplicando estándares de Operador Económico Autorizado (OEA).

El operador logístico cuenta en el puerto de Bilbao con tres terminales en las que cada año opera casi cuatro millones de toneladas y consigna alrededor de 800 buques. Esta inversión, que ha contado con la colaboración de la compañía de ingeniería IDOM y la Autoridad Portuaria de Bilbao, le permite disponer de un recinto cerrado y exclusivo para sus clientes, con más de 125.000 metros cuadrados descubiertos y 36.000 metros cuadrados de almacenamiento cubierto que se dividen en seis espacios. Entre ellos, Bergé ha destacado los 7.500 metros semiautomatizados y con grúas puente en el almacén número 2 en el espigón 2 para un mejor cuidado de las bobinas que alberga en su interior.