23 de octubre de 2020 | Actualizado 20:09

Las navieras europeas exigen un estudio independiente antes de cambiar el marco de emisiones

El sistema de comercio de emisiones propuesto por la UE podría perjudicar en las negociaciones para implementar la estrategia sostenible de la IMO
Puerto de Hamburgo

La asociación europea de navieras (ECSA) ha advertido sobre la necesidad de realizar un estudio independiente antes de adoptar cambios en el sistema de comercio de emisiones (ETS, por sus siglas en inglés) propuestos por la Unión Europea. Su secretario general, Martin Dorsman, ha comentado que “en vez de implementar a ciegas el ETS en la industria del transporte marítimo de contenedores, que ya está avanzando hacia la descarbonización, deberíamos primero dar respuesta a las diferentes cuestiones con una evaluación de impacto profunda y comprehensiva”.

Las navieras europeas han realizado un informe junto a la International Chamber of Shipping (ICS) para estudiar las potenciales implicaciones que el sistema propuesto por Bruselas tendría en el sector marítimo. Por ejemplo, el estudio apunta al desequilibrio existente entre el ETS y la diversidad de los segmentos de esta industria: “Las características de los numerosos tipos de buques, las relaciones contractuales y los operadores presentan un mercado altamente complejo”, ha recordado el secretario general. “Es poco probable que se aborde de manera efectiva o apropiada sugiriendo un enfoque pragmático por parte de los legisladores, como ya se ha demostrado en la recomendación del Parlamento Europeo de continuar dejando al transporte terrestre fuera de este sistema”.

"Deberíamos dar respuesta a las cuestiones con una evaluación de impacto profunda”
Martin Dorsman Secretario general de ECSA

ECSA también ha destacado que la medida perjudicaría a las negociaciones para implementar la estrategia de la Organización Marítima Internacional (IMO) en este ámbito y que esta circunstancia podría aumentar las tensiones políticas con terceros países y generar disputas comerciales. Las navieras europeas también han subrayado que la mayor parte del shipping está compuesto por pequeñas y medianas empresas (pymes) y que el impacto del ETS sería “significativo”. Finalmente, han señalado que el uso de los ingresos generados también supone “un punto crítico”, pues podrían acabar en proyectos que no faciliten la transición energética del sector.

Por su parte, la ECSA ha recordado que el sector trabaja e invierte para mejorar su sostenibilidad desde que se adoptó la estrategia inicial de IMO para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en 2018. Además, ha recordado otras iniciativas como el establecimiento de un fondo de investigación marítima internacional y desarrollo. “No debería haber absolutamente ninguna duda de que la industria está completamente comprometida con la descarbonización y la transición a la energía verde”, ha concluido Dorsman.