24 de octubre de 2020 | Actualizado 15:20

CLH sale de compras por Europa para liderar el almacenamiento de productos líquidos

El acuerdo con Inter Pipeline supone la adquisición de 15 instalaciones de almacenamiento en Reino Unido, Irlanda, Alemania y Países Bajos
CLH

La empresa de transporte y almacenamiento de productos petrolíferos Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH) ha cerrado un acuerdo con la petrolera Inter Pipeline para adquirir las instalaciones de almacenamiento de productos líquidos de su filial Terminals en Reino Unido, Irlanda, Alemania y Países Bajos. Según las estimaciones de CLH, esta transacción se completará definitivamente en el cuatro trimestre de este año, una vez finalizadas las condiciones de cierre “y se cuente con las pertinentes aprobaciones regulatorias”, ha señalado la empresa. 

Esta operación, de la que no se ha hecho público el montante económico, permitirá incorporar 15 terminales de almacenamiento de productos líquidos a la red que tiene actualmente CLH, con lo que la compañía se convertirá en la principal empresa de almacenamiento de este tipo de productos en Europa y pasará a estar presente en ocho países. El presidente de CLH, José Luis López de Silanes, ha manifestado que “este acuerdo representa una oportunidad única para continuar la expansión internacional de la compañía y consolidar su presencia en el mercado europeo”. Por su parte, el consejero delegado, Jorge Lanza, ha destacado que “esta operación permitirá incrementar el conocimiento de CLH en el almacenamiento de productos químicos y biocombustibles, al incorporar la experiencia de un líder europeo en estos segmentos de negocio y reforzar la estrategia de diversificación más allá de los hidrocarburos”. 

En Reino Unido, se ubican 11 de estas terminales, una en Irlanda, otras dos en Alemania y otra en Países Bajos

Las terminales incluidas en el acuerdo cuentan con una capacidad de más de 2,8 millones de metros cúbicos y permiten almacenar un amplio rango de productos líquidos relacionados con diferentes cadenas de suministro, entre los que se incluyen diversos productos químicos, así como combustibles tradicionales y biocombustibles. En concreto, estas instalaciones se distribuyen en 11 terminales ubicadas Reino Unido, una terminal en Irlanda -donde también está presente CLH a través de su filial CLH Aviation Ireland-, dos más en Alemania y otra en Países Bajos.