26 de octubre de 2020 | Actualizado 14:52

El GNL se abre paso como energía de transición para el ferrocarril

Sustituir el gasoil por gas natural se plantea como una alternativa más sostenible para las líneas ferroviarias de mercancías no electrificadas
Pixabay

La secretaria general de Transportes y Movilidad del ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, María José Rallo, ha defendido el uso del gas natural licuado (GNL) en el sector ferroviario y la creación de sinergias en esta ámbito. En una jornada organizada por la Asociación Ibérica de Gas Natural y Renovable para la Movilidad (Gasnam) , Rallo ha valorado positivamente los avances realizados en Core LNGas Hive, un proyecto cofinanciado por la Unión Europea para el desarrollo de una cadena logística integrada, segura y eficiente para el suministro de GNL.

Entre otros, la secretaria general de Transportes ha destacado el impulso a proyectos como el que actualmente realizan Renfe y Adif entre los puertos de Huelva y Sevilla para el cambio de una locomotora a este tipo de energía y la instalación de una estación de suministro. “Hay que ver cómo funciona el piloto y de ahí aprender qué potencialidades tiene”, ha especificado.

“El GNL no deja de ser una energía de transición, pero la transición será larga”
Marcelino Oreja Consejero delegado de Enagás

Por su parte, el consejero delegado de la compañía energética Enagás, Marcelino Oreja, ha subrayado que “el gas natural dispondrá de un largo recorrido en la movilidad terrestre y por ferrocarril” y que “sustituir el gasoil por gas natural tiene mucho sentido, pues hay un alto porcentaje de líneas ferroviarias que nunca se electrificarán porque la circulación de trenes es muy escasa”. Asimismo, Oreja, que también presidió la extinta ferroviaria Feve, ha recordado que Core LNGas Hive ha contribuido a reforzar las infraestructuras españolas de GNL y que ha permitido, entre otros, que este 2020 se hayan realizado 478 operaciones de bunkering, una cifra cuatro veces superior a las operaciones de 2019.

“Todo lo que hagamos de forma urgente por reducir la contaminación pasa por el gas natural” ha añadido Marcelino Oreja. “No deja de ser una energía de transición, pero la transición será larga”. Por su parte, Rallo ha coincidido al afirmar que “es un vector de entrada para otros gases climáticamente más neutros”. A este respecto, el consejero delegado de Enagás ha pronosticado que en los próximos años se acelerará el bunkering y el suministro de gas a buques. En este sentido, ha recordado que “recientemente hemos recibido una ayuda de la Comisión Europea para construir dos barcos de suministro de gas a buques en los puertos de Barcelona y Algeciras”.

"El GNL es un vector de entrada para otros gases climáticamente más neutros”
María José Rallo Secretaria general de Transportes y Movilidad

A su vez, en el ámbito de la carretera, desde el ministerio estudian la posibilidad de incluir en los contratos de obligación de servicio público una ponderación de puntos a aquellos transportes que usen GNL. “Hay un antecedente pequeño en el último contrato que licitamos de los servicios de navegación de interés público entre Melilla y la Península, pero debemos profundizar y ser más ambiciosos en este tema”, ha comentado Rallo. Aunque aún existen muchas incertidumbres al respecto, la secretaria general de Transportes ha concluido que "tendremos seguro una ventana de oportunidad dentro del plan de recuperación, transformación y resiliencia de la actividad económica española que hay que presentar a Bruselas".

UN 'SANDBOX' REGULATORIO PARA ADAPTARSE A LOS NUEVOS TIEMPOS
Estos y otros aspectos serán recogidos en la nueva ley de Movilidad Sostenible y Financiación del Transporte que se está elaborando y que actualmente se encuentra inmersa en el periodo previo de consultas. Con un total de nueve ejes estratégicos, estará compuesta por más de 40 líneas de actuación y 150 medidas a ejecutar a tres años vista. “Queremos ser ambiciosos en contenidos y en plazos”, ha especificado Rallo.

De esta forma, se configurará como un instrumento para implementar las medidas de la estrategia que requieran regulación con rango de ley. “Estamos muy acostumbrados a las leyes sectoriales, pero esta irá más allá, al tener elementos sociales, de sensibilización y de formación”, ha añadido. Entre otros, tocará ámbitos como la planificación y financiación de las infraestructuras de transporte, el fomento de la movilidad sostenible, la regulación de la logística y distribución urbana de mercancías o la digitalización y automatización.

El ministerio también ha abierto la puerta a la creación de un sandbox regulatorio. Se trata de un espacio controlado de pruebas para modelos de negocios o iniciativas que no encajan concretamente en la normativa vigente, pero que pueden crear un valor añadido adicional. En concreto, estos dispondrían de un seguimiento y funcionarían durante uno o dos años "para que la administración también aprenda de la experiencia y veamos si se tiene que adaptar la ley", ha añadido Rallo.