25 de octubre de 2020 | Actualizado 9:25

Los almacenes frigoríficos demandan cambios normativos para abaratar costes energéticos

Aldefe solicitará una reunión con la ministra de Industria, Comercio y Turismo para abordar estas reivindicaciones y otras como el intrusismo
Aldefe (Shutterstock)

El sector de transporte y logística frigorífica, representado por la Asociación de Explotaciones Frigoríficas, Logística y Distribución de España (Aldefe), ha reclamado al Gobierno ser considerados "industria para aminorar los costes de la energía que supone el 40% de nuestros gastos", ha afirmado el presidente de la asociación, Julián Corriá, con motivo de la asamblea general que se ha celebrado en Madrid. La organización ha apuntado que, en este momento, el coste energético es vital, la fiscalidad ligada a la energía es altísima y están excluidos por la Comisión Nacional de Actividades Económicas (CNAE) de las ayudas en bonificación del impuesto eléctrico. Además, no consiguen ayudas a la eficiencia energética de forma directa porque la administración no les considera industria.

Los costes de la energía supone el 40% de los gastos de las explotaciones frigoríficas

Aldefe ha destacado que también sufren problemas con la regulación y la fiscalidad. En el caso del Impuesto de Actividades Especiales (IAE), se liquida por cámara y no por metros cúbicos totales, mientras que en los impuestos especiales no se contempla la bonificación del impuesto eléctrico para frigoríficos de servicio público al no tener la mencionada consideración de industria.

Por otro lado, la asociación ha apuntado que el intrusismo de los almacenes privados es un problema para su actividad, porque ofrecen servicios a precios "irrisorios", pero de baja calidad. En este sentido, la organización ha destacado que estas instalaciones no reúnen las condiciones necesarias para garantizar la calidad al cliente y lleva aparejado un perjuicio para el cliente que contrata con el "pirata", además de ocasionar competencia desleal en el sector. Aldefe ha subrayado que sus asociados son "una garantía de calidad para el almacenaje porque sus empresas están certificadas".

La asociación ha anunciado que solicitará una entrevista con la ministra de Industria, Comercio y Turismo para plantearle estas demandas. En todo caso y a pesar de estos problemas, las expectativas del sector son positivas, ya que "España se ha convertido en una potencia mundial agroganadera y eso favorece la exportación de productos congelados", han explicado. El sector registra una alta demanda de almacenamiento por la rotación de alimentos y la acumulación de productos para hoteles, restaurantes y cafeterías. La ocupación media ha sido del 85%, pero en ciudades como Madrid, Barcelona y Valencia, se ha llegado al 100%. La organización ha señalado que el motivo de las nuevas inversiones en capacidad frigorífica es el aumento de compra de cerdo por parte de China en España, tras el brote de peste porcina en el gigante asiático. Sin embargo, Aldefe ha alertado de que ese crecimiento descoordinado por una situación coyuntural, podría provocar sobrecapacidad en el futuro.