24 de octubre de 2020 | Actualizado 9:25

La falta de capacidad obstruye la recuperación de la carga aérea

La disminución de capacidad de transporte aéreo mundial de mercancías se mantiene alrededor del 30% en agosto respecto al año anterior
Qatar Airways

El transporte aéreo de mercancías ha experimentado, un mes más, la falta de capacidad derivada de la pandemia, en especial tras el ligero incremento de la demanda que el sector experimentó en agosto respecto a julio. IATA ha asegurado que la mejora de la industria avanza a un ritmo más lento “del que algunos de los tradicionales indicadores líderes sugirieron”, y que esta dinámica se justifica por el gran número de aeronaves de pasajeros que siguen estacionadas en tierra. Cabe recordar que en las aeronaves de pasajeros acostumbran a transportarse el 60% de las mercancías por vía aérea, el denominado 'belly cargo'.

“La demanda de carga aérea ha mejorado el 1,8% en agosto en comparación a julio, una cifra que sigue el 12,6% por debajo respecto a los niveles del año anterior y bastante por debajo del 5,1% del índice de gestores de compras (PMI) industrial”, ha manifestado el consejero delegado de IATA, Alexandre de Juniac. “La temporada alta para la carga aérea empezará en las próximas semanas, pero con las severas restricciones de capacidad puede que los cargadores busquen alternativas como el modo marítimo o ferroviario para que la economía global avance”.

Pese a la caída del 12,6% interanual, los resultados de agosto han representado un modesto avance respecto al desplome del 14,4% de julio. Por su parte, la capacidad global se ha contraído el 29,4% en el periodo, aunque supone una leve mejora respecto a la bajada del 31,8% de julio. Específicamente, el 'belly cargo' se ha hundido el 67% en el octavo mes del año, una cifra que ha sido parcialmente compensada por el aumento del 28,1% de los cargueros. “La utilización de cargueros de gran capacidad se acerca a los niveles más altos desde que se monitorizan estos datos desde 2012”, han señalado desde la asociación.

Alexandre“La temporada alta empezará pronto, pero con las restricciones severas de capacidad puede que los 'shippers' busquen alternativas"
Alexandre de Juniac Consejero delegado de IATA

ORIENTE MEDIO, LA REGIÓN CON UNA CAPACIDAD MÁS RESILIENTE
Al analizarlo por regiones, Europa ha sufrido una caída de la demanda del 19,3%, en comparación con agosto de 2019. Esta cifra ha prosperado de manera consistente desde el declive del 33% experimentado en abril, aunque la demanda en la mayoría de rutas comerciales claves desde y hacia Europa ha permanecido débil. En referencia a los intercambios con Asia, la demanda se ha deprimido el 18,6% interanual. Mientras tanto, la capacidad se ha contraído el 33,5%.

Las aerolíneas de Asia y el Pacífico han experimentado un descenso de la demanda del 18,3% en el periodo, de manera que es el segundo mes consecutivo que esta cifra cae tras su robusta recuperación en mayo. Asimismo, la capacidad ha decrecido el 35%. Por su parte, los cargadores latinoamericanos han reducido el 26,1% su demanda , aunque las rutas comerciales entre países de América Latina, especialmente Centroamérica, y América del Norte, han compensado la debilidad de otras rutas. En cuanto a capacidad se refiere, esta región ha registrado la caída más pronunciada, del 28,5% en agosto.

La demanda de la mayoría de rutas comerciales clave en Europa permanece débil

África ha sido la única región en experimentar un aumento de la demanda, del 1% interanual, de manera que registra su cuarto mes consecutivo en positivo, especialmente por los flujos de inversión entre África y Asia. No obstante, los cargadores norteamericanos también han reportado unas cifras relativamente positivas, con un debilitamiento de la demanda de solo el 4%, de manera que suma un tercer mes consecutivo con un declive de un solo dígito. “Este estable desempeño se debe en parte a la fuerte demanda doméstica y transpacífica en la ruta Asia-América del Norte, reflejando la demanda de ecommerce para productos fabricados en Asia”, ha especificado IATA. A su vez, la capacidad ha descendido el 33,5%.

Por su parte, las aerolíneas de Oriente Medio han visto decrecer la demanda el 6,8% interanual, una mejora significativa respecto al 15,1% de julio. “Las aerolíneas regionales han añadido capacidad de forma agresiva en los últimos meses, mejorando la capacidad internacional del 42% en abril al 24,2% en agosto, la más resiliente de todas las regiones”, ha especificado IATA. Las rutas comerciales desde y hacia Asia y América del Norte han permanecido resilientes, según ha explicado la asociación, con una disminución del 3,3% y 2,3%, respectivamente.