26 de noviembre de 2020 | Actualizado 20:36

Astic elige a KPMG para dar continuidad a su análisis de internacionalización de empresas

La asociación ha celebrado su asamblea donde se han resaltado los retos de la carretera a corto plazo como la mesa tripartita o el Covid-19
E.M.

La Asociación del Transporte Internacional por Carretera (Astic) ha encomendado a la consultora KPMG dar continuidad al informe de internacionalización de empresas de transporte, lanzado el año pasado con el respaldo del despacho de abogados Clayton & Segura. De esta forma, KPMG será la encargada del estudio de la segunda parte que estará centrada en la cuantificación económica, laboral y financiera del fenómeno de la internacionalización de las empresas de transporte por carretera. Según Astic, la consultora entregará el borrador de esta segunda parte antes del 21 de marzo de 2021.

La Asociación del Transporte Internacional por Carretera (Astic) ha celebrado de forma telemática su asamblea general anual. En ella, se han puesto sobre la mesa los retos que marcarán el horizonte más próximo del sector del transporte por carretera en España y Europa, como la aprobación definitiva del Paquete de Movilidad y las negociaciones con la Administración en la mesa del transporte y el impacto económico del Covid-19.

El estudio se centra en la cuantificación económica, laboral y financiera de la internacionalización de la carretera

En este sentido, la aprobación del Paquete de Movilidad brindará una mayor “certidumbre y la claridad sobre las condiciones de establecimiento, el desplazamiento de trabajadores, los tiempos de conducción y descanso, entre otras, todas con una gran incidencia en las condiciones competitivas del sector”, ha valorado el director general de Astic, Ramón Valdivia. 

En lo relativo a la crisis sanitaria, la patronal del transporte internacional por carretera también ha recordado las empresas del sector en España sufrirán unas pérdidas sin precedentes este año a la altura de 5.000 millones de euros, según ha cifrado la Organización Internacional del Transporte por Carretera (IRU). El presidente de Astic, Marcos Basante, ha asegurado que “el transporte por carretera volverá a tomar su puesto cuando las consecuencias económicas del Covid-19 hayan quedado en el recuerdo”. Para ello, ha continuado, “es imprescindible que se apoye la supervivencia de las empresas del sector y se tomen iniciativas para favorecer el crecimiento del tamaño medio de las mismas”.

“Los puntos acordados deberán estar regulados antes de que acabe el año, con o sin consenso”
Marcos Basante Presidente de Astic

Basante ha manifestado, asimismo, que el sector ve “con ilusión” el futuro del transporte por carretera en España, pero al mismo tiempo reconoce que es “complicado” por todos “los desafíos que lastra desde hace mucho tiempo: un déficit de 10.000 conductores profesionales, falta de interés por la profesión por parte de los jóvenes y 20.000 regulaciones y restricciones diferentes, así como la incertidumbre económica, normativa, laboral y fiscal”. En lo relativo al Brexit, ha añadido que “observamos la situación con preocupación e incertidumbre, porque si siguen las cosas como van, será un caos y un desastre para el tejido empresarial”, ha advertido el presidente de Astic.

Por otra parte, la carretera aspira a que el ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana cumpla con su compromiso y se regule la carga y descarga la regulación de la carga y descarga con o sin consenso entre las partes para finales de año. El presidente de Astic, Marcos Basante, ha recordado que se desconvocaron los paros de julio por la promesa del ministerio, y por ello “los puntos acordados deberán estar regulados antes de que acabe el año, con o sin consenso”.