24 de enero de 2021 | Actualizado 10:25
Mercè Conesa durante su ponencia en el BNEW | Puerto de Barcelona

El puerto de Barcelona busca socios para la gestión de sus futuras comunidades energéticas

Conesa ha hecho un llamamiento a las empresas para que acompañen al puerto en la gestión de las futuras demandas de energía eléctrica

La presidenta de la Autoridad Portuaria de Barcelona, Mercè Conesa, ha manifestado en el marco del BNEW que “tenemos que buscar socios para gestionar las nuevas comunidades energéticas que se van a desarrollar en el entorno del puerto de Barcelona”. En este sentido, el objetivo del enclave portuario catalán para avanzar hacia su descarbonización pasa por proyectos como la electrificación de sus muelles, que requerirán de una alta demanda de energía eléctrica. “Hacemos una llamada a las empresas energéticas para que nos acompañen en esta estrategia, porque el puerto no va a hacerlo solo”, ha expresado.

A este respecto, Conesa ha remarcado que “nuestro ‘expertise’ no es la gestión energética, por lo que se abren grandes oportunidades para que las empresas nos acompañen en esta transformación”. El puerto de Barcelona genera, según datos de la entidad, 350.000 toneladas de CO2 al año, incluyendo la contaminación proveniente de los buques, actividad industrial y gasto energético de los edificios. No obstante, se ha marcado el objetivo de rebajar el 50% de las emisiones contaminantes por óxidos de nitrógeno generadas en 2017 de cara a 2030.

La autoridad portuaria prevé que las energías renovables permitan la generación de 100 MW de potencia

Por otra parte, la electrificación de los muelles se enmarca en la voluntad del puerto catalán para crear una smart grid con múltiples fuentes. Con la finalidad de dar respuesta al futuro incremento de demanda energética, este planteamiento incluye una combinación de diferentes energías. Por una parte, la subestación Cerdà se configurará como una red de alta tensión, ubicada en la Zona Franca, que proporcionará una potencia eléctrica de 80 MWP.

La autoridad portuaria también prevé que las energías renovables permitan la generación de 100 MW de potencia. De ellas, la energía eólica será la responsable de un total de nueve MWP, con una generación estimada anual de 15 GWH; mientras que la fotovoltaica sumará un potencial de 92 MWP y una generación estimada anual de 120 GWH. Asimismo, el enclave portuario también plantea aprovechar las ventajas del almacenaje de la electricidad. La suma de estas iniciativas permitirá asegurar el consumo de la energía que supondrá la conexión eléctrica a buques, las instalaciones portuarias o los cargadores para vehículos eléctricos, según cálculos de la institución portuaria.