31 de octubre de 2020 | Actualizado 9:54
E.M.

El puerto de Barcelona apremia a desarrollar los nuevos accesos y el nodo logístico intermodal

La presidenta del puerto de Barcelona, Mercè Conesa, ha insistido en crear una oficina técnica para acelerar las mejoras de accesibilidad

La firma de un nuevo protocolo para el desarrollo de los accesos terrestres al puerto de Barcelona por el Sur se ha dilatado durante años. Sin embargo, una vez suscrito por parte de las administraciones implicadas (Generalitat de Catalunya, Ministerio de Transportes, Autoridad Portuaria de Barcelona, Adif, Puertos del Estado y FGC), ahora se trata de trabajar «en los estudios previos y el proyecto básico necesario para su desarrollo», han señalado desde el puerto catalán. En este sentido, su presidenta, Mercè Conesa, ha aprovechado su intervención en el acto público de firma del convenio para reiterar la necesidad de acelerar los procesos. Por ello, ha insistido en demandar la creación de una oficina técnica. «Pedimos participar en la coordinación de la obra por su gran complejidad y porque nadie conoce nuestro territorio portuario mejor que nuestros equipos”, ha manifestado Conesa.

Por su parte, el consejero de Territori i Sostenibilitat, Damià Calvet, ha recordado ante el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, que «este no es el primer acuerdo para los accesos viarios y ferroviarios al puerto de Barcelona, pero nos exigen y exigimos que sea el definitivo». Damià Calvet ha lamentado el tiempo transcurrido para lograr la firma de este protocolo, porque «la mejora de la conectividad del puerto de Barcelona es imprescindible para ofrecer más y mejores servicios desde la gran infraestructura económica de Catalunya». De hecho, según ha explicado la presidenta de la autoridad portuaria, se va a duplicar la capacidad ferroviaria una vez finalizados los nuevos accesos.

¿CÓMO SE HA LLEGADO HASTA ESTE NUEVO PROTOCOLO?
El documento firmado hoy, 7 de octubre, contempla como solución constructiva la establecida en el estudio informativo aprobado el 22 de octubre de 2007. Sin embargo, este protocolo sustituye al firmado el 4 de septiembre de 2013, que establecía una solución distinta. A diferencia del suscrito hace siete años, ahora también se han incorporado cuestiones como las terminales intermodales.

En su intervención, el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha reconocido que con este acuerdo «desbloqueamos la situación» para «potenciar la capacidad de crecimiento del puerto de Barcelona» y establecer uno de los puntales del Corredor Mediterráneo. «Hoy hemos dado un paso más para desarrollar este eje ferroviario», pero se debe «completar el corredor con celeridad y ambición», ha advertido el consejero Damià Calvet.

Los estudios y proyectos que se elaborarán a partir de ahora para el desarrollo de los nuevos accesos al puerto de Barcelona recogerán tres grandes actuaciones, según han explicado desde la Generalitat, la propia autoridad portuaria y el ministerio de Transportes:

1.

Acceso ferroviario exclusivo del puerto, consistente en un tramo de vía doble de ancho mixto (ibérico y estándar), que comienza desde una bifurcación de la actual red ferroviaria de interés general (RFIG) al Sur del nudo de Bellvitge, hasta el punto de inicio de la playa de vías de recepción y expedición de Nou Llobregat, infraestructura esta última desarrollada al margen del protocolo por parte de la autoridad portuaria. Este acceso incluye las instalaciones de electrificación, control-mando y señalización de ese tramo.

2.

Ramal de conexión del nuevo acceso ferroviario con Can Tunis Oeste en ancho mixto (ibérico y estándar) y adaptación de vías de esta terminal al ancho de vía estándar. Esta actuación incluye las correspondientes instalaciones de electrificación, control-mando y señalización. La adaptación de las vías de esta terminal supondrá la posibilidad de circulaciones también en ancho estándar entre los actuales accesos Sur (por calle 4) y Norte a través de la citada terminal.

3.

Acceso por carretera desde el cinturón del litoral (B-10), a unos 800 metros del enlace de Cornellá hasta el nudo distribuidor del enlace de entrada al puerto, conocido como nudo Norte. También se analizará la compatibilidad de este acceso con un enlace en la zona intermedia del antiguo tramo final del río Llobregat, destinado a atender el tráfico de vehículos pesados con origen o destino en el complejo logístico-portuario adyacente, hoy en fase avanzada de maduración.

LA PLANIFICACIÓN DE LAS TERMINALES INTERMODALES EN BARCELONA
Además de estas actuaciones en los accesos, "se realizarán los estudios precisos para poder suscribir los convenios necesarios para la planificación y gestión de las terminales ferroviarias del nodo logístico de Barcelona, que son aquellas de interés general, tanto en funcionamiento como previstas, de carácter intermodal y de prestación de servicios de autopista ferroviaria, encuadradas en el área metropolitana de Barcelona y también en el Vallès", han señalado desde el ministerio de Transportes. A este respecto "se incluirá tanto la definición de infraestructuras viarias y ferroviarias, como el modelo de participación y gestión por Adif, la Autoridad Portuaria de Barcelona y la Generalitat de Catalunya en la Terminal Intermodal y Logística del Vallès (La Llagosta), la Terminal Intermodal y Logística de El Prat (Can Tunis y ZAL Prat) y la terminal dedicada a servicios de autopista ferroviaria.

1.

TERMINAL DE LA LLAGOSTA. Se prevé una nueva terminal en las instalaciones actuales de Adif e incluye el traslado de la terminal de Granollers, con un modelo de gestión con participación del puerto de Barcelona y la Generalitat.

2.

TERMINALES DE CAN TUNIS Y ZAL PRAT. Se plantea que la terminal de Morrot se traslade a la de Can Tunis o al antiguo cauce del río con gestión de la nueva terminal intermodal por parte de Adif o con cogestión Adif y puerto de Barcelona. También se propone la adecuación de vías de la terminal de Can Tunis al ancho estándar.

3.

TERMINAL DE AUTOPISTA FERROVIARIA. Se contempla el desarrollo de una instalación para el transporte combinado no acompañado, con una inversión prevista de 36 millones de euros, de la mano de VIIA y con presencia en la gestión de Adif, la autoridad portuaria y la Generalitat de Catalunya, a través de la empresa Cimalsa, dependiente de Territori i Sostenibilitat.

DESBLOQUEO INMINENTE A LOS APARTADEROS DE 750 METROS CON ZARAGOZA
La presidenta del puerto de Barcelona también se ha referido tras la firma del protocolo para los nuevos accesos a la necesidad de desbloquear también los apartaderos de 750 metros con Zaragoza. En este sentido, ha cifrado en 30 servicios ferroviarios semanales actuales desde el puerto con la capital aragonesa, unos tráficos que podrían ganar en eficiencia al disponer de infraestructuras que permitan trenes más largos. Según ha explicado el presidente de Puertos del Estado, Francisco Toledo, durante su participación en un acto de los fabricantes de automóviles (Anfac), está previsto firmar en las próximas semanas un convenio para la mejora de la línea ferroviaria entre Zaragoza y Barcelona entre Adif, Puertos del Estado y la Autoridad Portuaria de Barcelona. Esta actuación consistirá en la adaptación de apartaderos para permitir la circulación de trenes de 750 metros por la línea y estará cofinanciada por el Fondo de Accesibilidad Terrestre Portuaria con 30 millones de euros.