23 de abril de 2021 | Actualizado 18:12

Las cadenas logísticas se replantean el modelo de stock para ser más ‘lean’ en la crisis

La tensión provocada por el Covid-19 ha generado un cambio en el gran consumo que ahora busca evitar el efecto látigo por falta de stock
BNEW

La crisis sanitaria por el coronavirus ha obligado a introducir cambios y variables impensables hasta su estallido. Dentro de los picos y valles que se están produciendo en el consumo y la eclosión definitiva que se ha producido en el comercio electrónico, “es importante replantear el modelo de stock del gran consumo para ser más ‘lean’ y así evitar un nuevo efecto látigo en caso de haya de nuevo rupturas de stock” mientras dure esta situación de emergencia, ha resumido el director de Logística y Sistemas de Información de Condis, Víctor Escanciano. Ahora bien, a juicio del directivo de la cadena de supermercados, deben reforzarse los stocks de seguridad de aquellos productos de mayor demanda, primera necesidad y en los que sea posible por vida útil del mismo. Durante la jornada del BNEW dedicada a la gestión de la cadena logística B2B y B2C en momentos de tensión durante la pandemia por Covid-19, los ponentes del panel han coincidido en que la cadena logística del gran consumo sufrió en el primer semestre por no estar concebida con un modelo de stock para afrontar semejante nivel de tensión.

“Antes, los fabricantes impulsaban modelos de stocks más cercanos, aunque con el tiempo el gran consumo ha tendido a aglutinar los centros en grandes plataformas con flujos más tensos”, ha explicado el director de Consultoría del grupo Carreras, Héctor Benito. En una situación como la del Covid-19, “el reaprovisionamiento desde un único centro era una dificultad añadida a la hora de realizar el reparto en zonas lejanas y de difícil acceso”, ha recordado Benito. 

“El reaprovisionamiento desde un único centro era un obstáculo al reparto en zonas lejanas”
Héctor Benito Director de Consultoría del grupo Carreras

Por su parte, el Logistics Manager de Adam Foods, Cesc Mustienes, ha asegurado que “no hubo errores”, ya que se ha “tensionado la supply chain al máximo, pero se ha salvado la situación”. En este sentido, ha añadido que “hemos aprendido a tener capacidad de reacción y a superar una situación similar en el caso de producirse una segunda ola”. El directivo logístico ha recordado que, meses antes de producirse el confinamiento en todo el territorio español, la compañía empezó a aprovisionarse de material a partir de enero “para plantar cara a una situación que no sabíamos cómo iba a desarrollarse”. En este sentido, ha puntualizado que “nadie podía prever que los ciudadanos acabarían creando almacenes en sus casas”. Para ello, la compañía tuvo que sobredimensionar su logística de aprovisionamiento y pasar “de un modelo automático de previsión de demanda a un modelo completamente manual”, ha señalado Cesc Mustienes.

La colaboración y la flexibilidad de los equipos han sido un elemento clave y lo que marcó la diferencia a la hora de poder superar esta crisis por el Covid-19, han coincidido los ponentes de esta jornada del BNEW. En el caso de la red de Condis, Escanciano ha destacado que “convertimos una gran tienda en un dark store en tan solo cuatro días para dar servicio logístico al Sur de Barcelona”. Esos primeros meses estuvieron marcados por una “logística de campaña” en la preparación de los almacenes y pedidos, donde priorizaron las entregas a los clientes más habituales. De cara al futuro, este grupo trabaja en el desarrollo de un nuevo centro dedicado a las operaciones ecommerce para unificar todas sus operaciones, que estará operativo previsiblemente a finales de este año. “El online se ha mantenido en el tiempo y queremos poner el foco en este segmento para ser más eficientes y ofrecer un mayor surtido”, ha afirmado el director de Logística de Condi. 

“Convertimos una tienda en un dark store en 4 días para dar servicio logístico en Barcelona”
Víctor Escanciano Director de Logística y Sistemas de Información en Condis

En cuanto al grupo Carreras, Héctor Benito ha destacado que “los algoritmos diseñados ya no funcionaban porque la demanda no respondía a la estandarización de los procesos”. Desde entonces, ha observado que “el modelo de compra ha cambiado” y se han reajustado los parámetros para adaptarlos lo mejor posible a la realidad. Asimismo, Víctor Escanciano ha agregado que “estamos acostumbrados a trabajar con cierto nivel de estrés, pero tenemos que e ser más finos y planificar mejor”. De ahora en adelante, será necesario esbozar “además de un plan B, también planes C y D”, ha finalizado el director de logística.