26 de noviembre de 2020 | Actualizado 20:36

Bergé refuerza su negocio offshore con el apoyo logístico a plataformas petrolíferas

El operador inició su actividad en este campo en el año 2006 y cuenta con más de 15 proyectos a sus espaldas desde entonces
Bergé

El operador logístico Bergé impulsa su negocio offshore a través de varios proyectos en cartera para la consignación y apoyo logístico de plataformas petrolíferas. Esta actividad la desarrolla, principalmente, en Canarias, que se ha consolidado como hub mundial para la reparación de grandes buques y plataformas petrolíferas, ha indicado la compañía. Estos proyectos abarcan todo el abanico de opciones de estas instalaciones, tanto semi sumergibles como de buque perforador y fija. Bergé inició su negocio offshore en 2006 y cuenta con más de 15 proyectos a sus espaldas desde entonces.

Las principales actividades en ejecución en la actualidad son la prestación de servicios de consignación y apoyo logístico para la plataforma fija ‘Casablanca’, que Repsol tiene en Tarragona, el buque perforador ‘Maersk Venturer’ de Maersk Drilling y la plataforma semi sumergible ‘Scarabeo 9’ de la compañía italiana Saipem en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria, donde ha atracado para su reparación y mantenimiento tras tres años de operaciones en el mar Negro. Bergé ha apuntado que recientemente ha prestado sus servicios a la plataforma semi sumergible ‘Maersk Discoverer’, también de Maersk Drilling, en sus paradas técnicas en los puertos de Algeciras y Las Palmas, así como a los buques de apoyo ‘EDT Jane’, de la compañía EDT Offshore y ‘Energy Scout’ de Golden Energy Offshore Services.

Las plataformas petrolíferas están obligadas a pasar una revisión cada cinco años

Bergé ha recordado que las plataformas petrolíferas están obligadas a pasar revisión cada cinco años y son objeto de una adaptación constante, como por ejemplo para adecuar las estructuras al trabajo en cualquier tipo de condiciones adversas y resguardar sus puntos vitales. El operador ha señalado que la tendencia es que las plataformas se integren cada vez más en el medio marino con el fin de minimizar cualquier impacto medioambiental en un contexto de auge de la economía azul, que reconoce la importancia de los mares como motores económicos por su gran potencial de innovación y crecimiento.