24 de octubre de 2020 | Actualizado 9:25

El puerto de Tarragona amplía y mejora las cámaras frigoríficas de su PIF

La autoridad portuaria construirá una quinta cámara y modificará el gas con el que actualmente funcionan por uno más sostenible
Autoridad Portuaria de Tarragona

La Autoridad Portuaria de Tarragona reformará las instalaciones frigoríficas en el Puesto de Inspección Froterizo (PIF), con el objetivo de mejorar la eficiencia de sus cuatro cámaras y construir una nueva. El proyecto, que cuenta con un presupuesto próximo a los 100.000 euros, incluirá cambios tecnológicos, como la modificación del tipo de gas con el que funcionan las cámaras por uno más sostenible.

Las cámaras cuentan con capacidad para almacenar productos entre los 0 y los -25 grados centígrados y las actuaciones anunciadas afectarán a las instalaciones de refrigeración de productos de origen animal de consumo humano y no humano, así como productos de origen no animal de consumo humano. Situadas en el muelle de Andalucía del puerto de Tarragona, las cámaras “siempre deben estar listas para albergar los productos que lleguen y puedan ser retenidos por cualquier razón aduanera o sanitaria”, tal como ha recordado la autoridad portuaria.

Las instalaciones fronterizas de control sanitario de mercancías cuentan con una superficie total de 417,15 metros cuadrados con dos zonas de operaciones, una para consumo humano y otra para consumo no humano, con cuatro cámaras refrigeradas, más la nueva que se construirá, y seis muelles de carga. “Las cámaras frigoríficas deben poder conseguir la temperatura de consigna en un plazo de 24 horas para poder procesar las mercancías necesarias y mantenerlas en perfecto estado en todo momento”, han añadido desde el puerto.