24 de octubre de 2020 | Actualizado 9:25

La conectividad de los vehículos busca optimizar las operaciones de reparto en la última milla

Los sistemas de gestión de flotas y las soluciones automovilísticas adaptadas al reparto se combinan para agilizar entregas y reducir costes
Daimler Trucks

Las empresas de logística y de transporte afrontan una profunda transformación de sus flotas en la era de la nueva movilidad en las smartcities. La necesidad de agilizar las operaciones para realizar entregas lo más rápido posible y a su vez reducir costes y la contaminación en las ciudades ha generado que los fabricantes de vehículos busquen potenciar la conectividad en sus nuevos vehículos ecológicos para la distribución en la última milla.

Las soluciones de transporte tratan de ajustarse cada vez mejor a las necesidades reales de los operadores logísticos que operan en las urbes. “Concebimos el vehículo como un pequeño centro logístico en sí, que informe del estado de las mercancías de cara tanto a usuarios como a sus gestores”, ha explicado el Marketing and Operations Manager de Mercedes-Benz Vans en España, Carlos Nieto, en un acto organizado recientemente por la patronal de la logística UNO sobre las medidas para el incremento de la eficiencia de la cadena de suministro. En este sentido, esta compañía ha puesto su enfoque en el impulso de la conectividad, la digitalización y el uso de nuevas soluciones de distribución a la hora de crear nuevos productos y servicios para la movilidad del futuro.

“Concebimos el vehículo como un mini-centro logístico que informa a usuarios y gestores”
Carlos Nieto Marketing and Operations Manager de Mercedes-Benz Vans en España

Desde el punto de vista de Mercedes-Benz Vans, “el vehículo debe estar conectado, en línea con el cliente y gestor de la flota, así como debe ser capaz de manejar cada vez más información”. Por ello, los esfuerzos del fabricante de vehículos se encaminan, según Nieto, a facilitar “que el usuario pueda anticipar dónde está su paquete en todo momento, mientras que los gestores pueden consultar el estado de mantenimiento de sus vehículos”. Asimismo, estas funcionalidades también pueden contribuir a proteger los activos ante un posible robo, entre otros aspectos. Según el fabricante, “la conectividad busca reducir tiempos y costes”. 

Esto se plasma, en el caso de Mercedes-Benz Vans, en soluciones orientadas a la última milla como facilitar el acceso a las zonas de carga y descarga, una puerta de apertura automática (speed delivery door) que se abra o cierre cuando detecte al conductor, o bien a través de la incorporación de sensores luminosos que se enciendan cuando se abra la furgoneta “para evitar la pérdida de tiempo del conductor a la hora de buscar el paquete a entregar en una ubicación concreta”, ha puntualizado Carlos Nieto. Según los cálculos de Mercedes-Benz Vans, “este tipo de desarrollo puede suponer un ahorro de tiempo en hasta 80 minutos diarios”. Además, el fabricante también trabaja en un desarrollo para el transporte frigorífico libre de emisiones con trazabilidad en el estado de los alimentos.

VEHÍCULOS ECOLÓGICOS VS DIÉSEL
Pero, ¿es económico un nuevo vehículo inteligente? Según Mercedes-Benz, es posible equilibrar los costes que supone el desembolso en un nuevo vehículo eléctrico conectado en unos tres años, frente a un vehículo diésel de las mismas características. Además de las subvenciones contempladas en el plan de automoción del Gobierno para la compra de eléctricos, “se reducen los costes de mantenimiento hasta en el 60% frente a una versión diésel equiparable, se reduce el coste de combustible hasta en el 75% y un ahorro total en impuestos y servicios”, lo que lo hace viable económicamente para las empresas de transporte, ha valorado Mercedes-Benz Vans.

En esta misma línea, los sistemas de gestión de flotas también se posicionan como un aliado clave a la conectividad del vehículo, donde se complementa en la planificación inteligente, la mejora de la operatividad o la monitorización del estilo de conducción para fomentar un estándar más ecológico y seguro. El director de Desarrollo de Negocio de Webfleet Solutions para Iberia, Heike de la Horra, ha señalado que “la conectividad mejora la seguridad en carretera y reduce los costes de consumo y mantenimiento”. Además, también contribuye a mejorar el servicio al cliente, “que se encuentra informado de la hora precisa de la llegada, ya sea para la entrega o recogida de un paquete”. 

Además, De la Horra ha puntualizado que “permite demostrar el rendimiento y la facturación con informes precisos, además de facilitar la comunicación entre oficina y conductores”, lo que facilita una rápida adaptación ante cualquier cambio o imprevisto. Por ello, “cada vez más empresas confían en la digitalización para mejorar sus procesos, reducir el riesgo, controlar el gasto, y reducir el estrés en los conductores”, ha asegurado el directivo, al disponer de información de tráfico que ayuda a evitar atascos y áreas congestionadas. 

“La digitalización reduce el riesgo y el gasto, y ayuda a reducir el estrés en los conductores”
Heike de la Horra Director de Desarrollo de Negocio de Webfleet Solutions Iberia

De esta forma, los dos retos fundamentales en la movilidad urbana “sirven de acicate para implementar soluciones de conectividad en los vehículos”, ha opinado De la Horra. Por un lado, ha destacado la importancia de “llegar a tiempo”, puesto que el usuario desea recibir su pedido casi de forma inmediata o en el menor tiempo posible. El segundo reto tiene que ver con la contaminación en las ciudades, ya que “las empresas de transporte cada vez son más conscientes de su responsabilidad con el medioambiente y de que es necesario reducir la huella medioambiental”, ha recordado el director comercial. Frente a ello, la telemática y las soluciones de gestión de flotas “fomentan estilos de conducción más eficientes y a su vez sacan el máximo valor a esta inversión que muchas empresas están haciendo para rentabilizar su estrategia de electrificación”, ha finalizado el directivo.