29 de noviembre de 2020 | Actualizado 14:08

Hapag-Lloyd revisa sus cuentas anuales tras un desempeño del mercado mejor de lo esperado

La naviera prevé alcanzar en el presente ejercicio un EBIT de hasta 1.300 millones de euros y un EBIDTA de hasta 2.600 millones
Hapag Lloyd

La compañía marítima Hapag-Lloyd ha actualizado sus previsiones financieras para 2020, al igual que también han hecho recientemente otras navieras como Maersk. La empresa alemana aspira ahora a alcanzar en el presente ejercicio un EBIT de entre 1.100 y 1.300 millones de euros y un EBIDTA de entre 2.400 y 2.600 millones de euros. “Gracias al positivo desarrollo del mercado y al amplio rango de medidas que hemos introducido en los últimos meses, esperamos un año financiero con resultados bastante por encima de nuestras últimas previsiones”, ha valorado el consejero delegado de la naviera, Rolf Habben Jansen.

Hapag-Lloyd también ha adelantado que en este tercer trimestre ha registrado un EBIT de 350 millones de euros, en comparación a los 253 millones de 2019; y un EBIDTA de 650 millones de euros, mientras que en el mismo periodo del año anterior alcanzó los 554 millones. A pesar de ello, los volúmenes han caído el 3% interanual, aunque han mejorado “mucho más de lo esperado” que hace unos meses, tal como ha puntualizado. El próximo noviembre, la compañía publicará el resto de cifras correspondientes al tercer trimestre del presente ejercicio.

“Hemos experimentado un fuerte tercer trimestre con una alta demanda, especialmente para las exportaciones desde Asia”
Rolf Habben Jansen Consejero delegado de Hapag-Lloyd

Las variables que han propiciado este desarrollo del negocio han sido “una demanda significativamente más alta y sus respectivos aumentos en los volúmenes de transporte”, así como “una gestión de ingresos y costes rigurosa” que la naviera estableció a principios de 2020. “Hemos experimentado un fuerte tercer trimestre con una alta demanda, especialmente para las exportaciones desde Asia”, ha especificado Rolf Habben Jansen. “A pesar de ello, la pandemia continuará siendo un gran reto y una fuente principal de incertidumbre para toda la industria logística”. En este sentido, el directivo ha concluido que “nuestro foco para los próximos meses seguirá centrado en la salud y seguridad de nuestros empleados, pero también en salvaguardar las cadenas de suministro de nuestros clientes”.