1 de diciembre de 2020 | Actualizado 6:07

El puerto de Barcelona alcanza en septiembre niveles de exportación precrisis

El tráfico acumulado de exportación de contenedores llenos hasta septiembre se mantiene todavía en cifras inferiores al ejercicio anterior
Autoridad Portuaria de Barcelona

La Autoridad Portuaria de Barcelona ha superado en septiembre la cifra de contenedores llenos de exportación registrada en el mismo mes de 2019, con un aumento del 0,2% y 63.264 teus. Este dato representa una recuperación respecto al valle experimentado en mayo (-16,6%) y se configura como el primer mes desde la pandemia en el que su hinterland consigue unos niveles de exportación precrisis. En este sentido, uno de los principales responsables continúa siendo China, que mediante la exportación de productos agroalimentarios ha registrado un tráfico de contenedores llenos de exportación de 95.454 teus hasta septiembre, con un incremento del 46,6%. Sin embargo, el acumulado anual de las exportaciones continúa en negativo, con una caída del 2,9% y 522.530 teus embarcados.

De esta forma, el segmento se mantiene como motor de la recuperación de la actividad portuaria en Barcelona, aunque entre enero y septiembre el tráfico total de contenedores se ha situado en los 2,06 millones de teus, con una caída del 19% interanual. Sin embargo, el acumulado de teus llenos sin tránsitos, ha descendido la mitad, el 8,8%. Esta cifra constata así que el negativo desempeño que los contenedores en tránsito continúan experimentando empujan a la baja los resultados, ha explicado la autoridad portuaria.

La mayoría de tráficos durante septiembre reduce poco a poco la diferencia respecto a 2019

“La mayoría de tráficos durante septiembre muestran, igualmente, que poco a poco se reduce la diferencia respecto a las cifras de 2019”, han añadido desde el puerto. En concreto, el tráfico total de mercancías hasta el noveno mes del año ha sido de 42,4 millones de toneladas, con una caída del 18,4% interanual. En este ámbito, los graneles sólidos han sumado 2,9 millones de toneladas (-4,2%), pero con aumentos en los tráficos de haba de soja (7,9%), cemento y clínker (2,4%), pienso y forrajes (5,9%) y chatarra (48,2%), entre otros.

Por su parte, los graneles líquidos se han visto más afectados, con un descenso del 24,4%, hasta las 9,6 millones toneladas por los hidrocarburos (-25,5%) y por la bajada de tráficos como los biocombustibles (-50,7%). A pesar de ello, los químicos han experimentado un crecimiento del 4,3% en el periodo, hasta las 820.940 toneladas. Asimismo, en el ámbito del tráfico de automóviles, entre enero y septiembre han pasado 320.830 vehículos nuevos por las instalaciones portuarias catalanas, el 44,6% menos que en 2019.

42,4 millones de toneladas

El tráfico total de mercancías hasta el noveno mes del año ha sido de 42,4 millones de toneladas, con una caída del 18,4%

“Cabe destacar el buen comportamiento del tráfico ferroviario de contenedores”, ha añadido el puerto. “Pese a los descensos experimentados en el tráfico total de contenedores, la potente oferta intermodal entre el puerto y sus diferentes mercados ibéricos y europeos ha hecho que este modo de transporte haya aguantado la crisis y tenga un crecimiento acumulado del 1,6% hasta septiembre”. Además, el porcentaje de carga contenerizada que entra o sale del puerto en ferrocarril se ha incrementado hasta el 14,6%. En referencia al pasaje, los cruceros acumulan un descenso hasta septiembre del 91,8% y, en el caso de los ferris, se mantiene la misma cifra que en el mes de agosto, con una caída intermensual y acumulada del 55,9%