1 de diciembre de 2020 | Actualizado 6:03

Linde Material Handling presenta una nueva carretilla contrapesada eléctrica polivalente

Esta gama, más estrecha y baja, se caracteriza por su flexibilidad y agilidad en la manipulación de cargas en interiores
El nuevo modelo de carretilla Linde E10 | Linde Material Handling

La compañía intralogística Linde Material Handling ha lanzado un nuevo modelo de carretilla contrapesada eléctrica apta para múltiples aplicaciones. Según ha señalado el fabricante, “es versátil, puede mover mercancías de hasta una tonelada de peso e incluso cabe en los espacios más reducidos”. Con este lanzamiento, Linde Material Handling amplía su gama de carretillas contrapesadas con “un vehículo flexible que ofrece una gran agilidad en la manipulación de cargas en interiores”. 

La nueva carretilla Linde E10, con una capacidad de carga de una tonelada, “es un todoterreno para la logística diaria”, ha asegurado el fabricante. Ligeramente más ancha que un europalet, cabe en pasillos estrechos con un radio de giro de 1.317 milímetros para maniobrar en los espacios más reducidos. En este sentido, esta gama ha sido diseñada para realizar tareas de manipulación de mercancías que requieran un vehículo estrecho y bajo que permita trabajar ágilmente en una gran variedad de escenarios.

La gama ha sido diseñada para realizar tareas ágiles que requieran un vehículo más estrecho y bajo

Este modelo de carretilla contrapesada ha sido diseñado para desplazamientos de corta distancia, por lo que sustituye el tradicional asiento, presente en el resto de los modelos de contrapesadas, por un respaldo acolchado que permite al operario tomar una postura más cómoda. Además, el equipamiento de serie de la E10 incluye un sistema de reducción automática de la velocidad en curvas y en función de la altura de elevación, así como un interruptor integrado en la alfombrilla del suelo que detiene la carretilla en cuanto la plataforma del conductor queda desocupada. 

La disposición de la cabina del conductor “es funcional sin comprometer la comodidad”, ha subrayado Linde, ya que los elementos de mando dispuestos de forma ergonómica, los montantes superiores y los perfiles del mástil estrechos “garantizan la máxima libertad de movimiento, así como una excelente visibilidad de la carga y del entorno”. En los casos en que sea necesario dar marcha atrás con frecuencia, la carretilla también puede equiparse con un doble juego de palancas y controles. De forma opcional, la carretilla contrapesada E10 incluye, entre otros aspectos, un tejadillo de cristal blindado panorámico que proporciona una visibilidad ascendente sin restricciones, además de protección contra la caída de objetos.