2 de diciembre de 2020 | Actualizado 16:10
De izquierda a derecha: Isabel Pardo de Vera (Adif), Francisco Toledo (Puertos del Estado), y Mercè Conesa (Puerto de Barcelona) | Puerto de Barcelona

Barcelona contará con apartaderos de 750 metros con Madrid y Navarra

Los diez apartaderos, cuya inversión ascenderá a los 30 millones de euros, buscan potenciar la competitividad del transporte intermodal

La Autoridad Portuaria de Barcelona ha suscrito con Puertos del Estado y Adif un convenio para la adaptación de diez apartaderos de 750 metros en los corredores ferroviarios Madrid-Barcelona y Zaragoza-Pamplona. Mediante el establecimiento de las aportaciones financieras del Fondo Financiero de Accesibilidad Terrestre Portuaria, se llevarán a cabo estas actuaciones, además de otras mejoras en estas rutas, según han informado las tres instituciones.

La primera fase se desarrollará en el tramo que discurre entre Zaragoza y Reus (Tarragona). “Este aumento de la longitud máxima especial dará continuidad al aumento de longitud básica a 750 en el tramo Barcelona-Reus, que se obtendrá cuando finalicen las obras en marcha en el Corredo Mediterráneo”, ha especificado la autoridad portuaria.

Los apartaderos y mejoras se desarrollarán en los corredores ferroviarios Madrid-Barcelona y Zaragoza-Pamplona

El desarrollo de estas acciones cuenta con un presupuesto de 30 millones de euros, cofinanciado por el citado fondo de accesibilidad terrestre portuaria, que se repartirán en cuatro anualidades entre 2020 y 2023. En este sentido, Puertos del Estado asumirá la secretaría de la comisión de seguimiento que se creará, mientras que Adif se encargará de la redacción y aprobación de los proyectos constructivos, así como de la licitación y ejecución de las obras, que serán financiadas por el puerto de Barcelona en los términos previstos en el convenio. Las actuaciones se enmarcan en una estrategia general de desarrollo de corredores ferroviarios de mercancías y, según ha especificado el puerto catalán, “guardan la debida coherencia con el resto de actuaciones que se están llevando a cabo en el Corredor Mediterráneo”.

Por su parte, el Fondo Financiero de Accesibilidad Terrestre Portuaria se compone de las aportaciones que realizan las autoridades portuarias y es un instrumento creado para promover el desarrollo de infraestructuras que mejoren la accesibilidad viaria y ferroviaria de los puertos de interés general. De esta forma, a través de él, se financian actuaciones de acceso y de mejora de las redes generales de transporte que contribuyan a potenciar la competitividad del transporte intermodal de mercancías viario y ferroviario, además de funcionar como un crédito a los puertos que lo precisen. En la actualidad, hay 30 servicios ferroviarios semanales desde el puerto de Barcelona con Zaragoza, unos tráficos que podrían ganar en eficiencia al disponer de infraestructuras que permitan trenes más largos, según cálculos de la autoridad portuaria.