2 de diciembre de 2020 | Actualizado 18:16

Goodman apuesta por los proyectos multinivel para sus desarrollos en Catalunya

La alta demanda y la escasa disponibilidad de espacio inmologístico cerca de Barcelona fomentan la creación de este tipo de instalaciones
Simulación del futuro centro de Goodman en Castellbisbal | Goodman

El promotor inmologístico Goodman defiende el desarrollo de proyectos multinivel en Catalunya, dada la alta demanda de suelo en Barcelona y su escasa disponibilidad. “Ahora es más importante que nunca ofrecer soluciones innovadoras y, con la creación de instalaciones multinivel, proporcionamos nuevas oportunidades para que el cliente del sector retail, ecommerce y la logística de terceros dispongan de localizaciones prime cerca de sus consumidores”, han especificado desde la empresa.

A este respecto, el director de Goodman en España, Ignacio García Cuenca, ha señalado que “las instalaciones multinivel para múltiples clientes demuestran nuestra capacidad para adaptarnos a un entorno urbano en el que el espacio es muy preciado”. Asimismo, ha asegurado que los clientes demandan eficiencia a su cadena de suministro, para lo que requieren “instalaciones de alta calidad en localizaciones estratégicas próximas a los grandes núcleos de consumo, para agilizar los tiempos de entrega y reducir los costes de transporte y su huella de carbono”.

“Las instalaciones multinivel para múltiples clientes demuestran nuestra capacidad para adaptarnos al entorno urbano”
Ignacio García Cuenca Director de Goodman en España

Con esta finalidad, Goodman ha trabajado junto al cuerpo de Bomberos de la Generalitat y las autoridades locales en la planificación de este tipo de desarrollos, con el objetivo de que cumplan los requisitos de seguridad y la normativa vigente. Molins de Rei y Castellbisbal Logistics Centre son, según asegura la compañía, las primeras instalaciones multinivel en España en obtener la autorización administrativa de la dirección general de Prevención y Extinción de Incendios y Salvamento de la Generalitat de Catalunya para ser operados por diferentes clientes.

En concreto, el proyecto de Molins de Rei es una instalación logística multinivel y crossdock ya alquilada al operador logístico DSV, de 46.000 metros cuadrados. Por su parte, el Castellbisbal Logistics Centre cuenta con dos plantas independientes de 14.700 metros cuadrados que pueden conectarse. “Cada planta está equipada con los elementos necesarios para permitir la operatividad de dos clientes de forma independiente o integrarse para alojar a un solo cliente”, ha especificado Goodman. A la finalización de la obra, la compañía solicitará la certificación ambiental BREEAM Excellent.

Goodman ha trabajado con la Administración Pública en la planificación de este tipo de desarrollos

“Los dos nuevos desarrollos en Barcelona van en línea con nuestra estrategia de invertir en localizaciones privilegiadas y crear soluciones innovadoras con perspectiva de futuro que permitan a nuestros clientes llegar a sus consumidores”, ha concluido García Cuenca. “Estas instalaciones beneficiarán a la comunidad en su conjunto generando oportunidades de empleo en la región, y permitiendo a los clientes posicionarse en las áreas con los niveles más altos de demanda de entregas”.