27 de noviembre de 2020 | Actualizado 16:02

Bergé lanza una solución llave en mano para todos los trámites aduaneros del Brexit

El Reino Unido tendrá trato de tercer país en 2021 y el operador busca facilitar las gestiones de sus clientes en el nuevo escenario comercial
Bergé

El área de Aduanas de Bergé realizará todos los trámites aduaneros de sus clientes con el Reino Unido tras el Brexit, efectivo a partir del uno de enero de 2021. Esta es la fecha en la que pasará a tener trato de tercer país, lo que afectará a los intercambios de mercancía con la Unión Europea. Ante esta situación, el operador logístico se ha propuesto facilitar la gestión de los trámites necesarios y orientar a las empresas para ayudarlas a desarrollarse en el nuevo escenario comercial, motivo por el que ha lanzado un nuevo servicio de asesoramiento.

Asimismo, Bergé asumirá operaciones en las que actuará como su representante, con el objetivo de facilitar y agilizar la actividad de importación y exportación. Por ejemplo, al llevar a cabo la gestión impositiva y de aranceles o la certificación en los controles, así como ofreciendo asistencia en las inspecciones fronterizas. “Defendemos la figura del representante aduanero a la hora de facilitar y asesorar las transacciones con terceros países y en la aplicación de la política comercial, dado el reto que supone el nuevo escenario”, han especificado.

Bergé ayudará a los clientes a superar los controles fronterizos y a obtener licencias de exportación e importación

Entre otros, la compañía recomienda prepararse ante la obligación de disponer del número de identificación de operador económico para los operadores que envíen o reciban mercancía del Reino Unido y que hasta ahora no hayan tenido relación con terceros países. Asimismo, siguiendo las recomendaciones de la Agencia Tributaria, el operador ayudará a sus clientes a realizar predeclaraciones de importación, pues se pueden hacer con datos mínimos hasta 30 días antes de la llegada de la mercancía. “De este modo, es posible anticiparse a los controles y requerimientos por parte de la Administración en las fronteras, lo que simplifica de forma significativa este tipo de trámites”, ha detallado.

También ayudará a los clientes a superar los controles fronterizos de las mercancías y a obtener cualquier licencia para exportar e importar determinados productos. Otras implicaciones del Brexit son la revisión de los requisitos relacionados con la seguridad del transporte, obligaciones y costes; el impacto de la salida de Reino Unido en el tráfico Ro-Ro marítimo o terrestre; la presentación de declaraciones en las aduanas; o el requerimiento de proporcionar datos de protección. Además, en materia fiscal, Bergé aconseja darse de alta en el sistema de IVA diferido.