29 de julio de 2021 | Actualizado 11:45

El mercado norteamericano de carga aérea supera en septiembre los datos del año anterior

La carga aérea mundial ha registrado una caída del 8% en los volúmenes, a pesar de los datos positivos en Norteamérica y África
SkyCell

La demanda de carga aérea a nivel mundial recupera lentamente los niveles precrisis, según los últimos datos proporcionados por IATA. Los volúmenes se han situado en septiembre el 8% por debajo de los registros del año anterior, especialmente por la caída de las operaciones a nivel internacional. No obstante, esta cifra supone una mejora respecto a la caída del 12,1% que el sector experimentó en agosto. En el noveno mes del año, se han registrado fuertes variaciones según la región. En este sentido, América del Norte y África ya han reportado mejores resultados que en el mismo mes de 2019.

“Los volúmenes de carga aérea son más bajos que en 2019, pero no tiene punto de comparación con las dificultades extremas en el negocio de pasajeros”, ha comentado el consejero delegado de IATA, Alexandre de Juniac. “Para la carga aérea, el 92% del negocio se mantiene, mientras que cerca del 90% del tráfico internacional de pasajeros ha desaparecido”. Asimismo, existen “indicadores favorables para el pico de final de temporada” que apoyarán la recuperación continuada de la demanda.

“El 92% del negocio de carga se mantiene, mientras que el de pasajeros ha desaparecido”
Alexandre de Juniac Consejero delegado de IATA

En referencia a la capacidad global, se ha reducido en una cuarta parte en comparación al mismo periodo de 2019, un dato que reitera la falta de capacidad del mercado al ser casi tres veces superior a la contracción de la demanda. “El reto continúa situándose en la capacidad: mientras los cargadores ajustan sus horarios para reflejar la caída de la demanda de pasajeros en medio de la reaparición de la Covid-19, se perderá valiosa capacidad de belly cargo cuando más se necesita”, ha añadido De Juniac.

RESULTADOS POR REGIONES
En concreto, las aerolíneas de América del Norte han retornado a los niveles precrisis, con un aumento interanual del 1,5% en la demanda internacional. Se trata del primer mes de crecimiento de los últimos diez, propulsado por sus rutas con Asia, dinámica que, según IATA, “refleja la demanda del ecommerce para productos fabricados en Asia”. Sin embargo, la capacidad se mantiene el 32% inferior, a pesar de que las aerolíneas han añadido más capacidad en diversas rutas. De forma similar, África ha sido la otra región en reportar resultados positivos, con un aumento de la demanda internacional del orden del 9,7% interanual en septiembre. Se trata de su quinto mes consecutivo de crecimiento, especialmente por los flujos de inversión con Asia, aunque la capacidad se ha contraído el 24,9% en el periodo.

Pese a seguir en negativo, en Europa se observa “una leve y consistente mejora” de los volúmenes en septiembre

En Europa, el descenso de la demanda ha sido del 15,7%, con una “leve y consistente mejora”, según IATA, por el aumento de las exportaciones, aunque las rutas principales siguen registrando contracciones. Por su parte, la capacidad ha caído el 32,8%. En el caso de Asia, los resultados se han asemejado, con una caída de la carga aérea internacional del 14,6%, cifra que represent una mejora respecto al desplome del 16,4% en agosto. Las rutas con América del Norte y África han sido las que mejor se han comportado. Por su parte, la capacidad ha descendido el 32%, pese a que se ha añadido más capacidad en diversas rutas.

En referencia a los cargadores de Oriente Medio, la bajada interanual ha sido del 2,5% en los volúmenes, una cifra significativamente más positiva que la caída del 6,7% de agosto. Pese a ser una de las regiones más afectadas por el Covid-19, IATA ha confirmado que “dado a que las aerolíneas regionales han añadido capacidad de forma agresiva después del pico de la crisis, ha visto una recuperación en forma de V”. Sin embargo, la capacidad internacional ha decrecido el 23,5%. Por su parte, América Latina ha sido la más afectada, con una caída interanual de la demanda del 22,2% debido a “una severa ralentización de la actividad económica, incluyendo el comercio, más que por una falta de capacidad de carga”, ha especificado la asociación. No obstante, esta última ha caído el 24,9% interanual.