29 de noviembre de 2020 | Actualizado 12:01

Volvo Trucks lanzará versiones eléctricas de sus principales modelos en 2021

La marca trabaja para ofrecer al mercado camiones eléctricos impulsados por celdas de hidrógeno en la segunda mitad de esta década
Volvo Trucks

El fabricante de vehículos pesados Volvo Trucks ofrecerá una gama de camiones eléctricos de gran tonelaje en Europa a partir del próximo año. En la actualidad, se encuentra realizando las pruebas con estas unidades de sus modelos FH, FM y FMX, que se utilizarán para operaciones de distribución, recogida de residuos, transporte regional y construcción en el continente. Estos vehículos tendrán una masa máxima en combinación de hasta 44 toneladas. En función de la configuración de la batería, la autonomía de los mismos podría alcanzar hasta 300 kilómetros. Volvo Trucks ha señalado que las ventas comenzarán el próximo año y la producción en serie se iniciará en el año 2022.

El objetivo de Volvo Trucks es que toda su gama esté libre de combustibles fósiles en 2040

El fabricante trabaja para vender camiones eléctricos impulsados por celdas de combustible de hidrógeno en la segunda mitad de esta década. El objetivo de Volvo Trucks es que toda su gama de productos esté libre de combustibles fósiles en 2040, ha apuntado la compañía. En este sentido, la marca ha apuntado que los vehículos eléctricos para operaciones exigentes y de transporte pesado de larga distancia serán los siguientes durante esta década. Se trata de camiones eléctricos de células de combustible y batería eléctrica con mayor autonomía. En Norteamérica, las ventas del Volvo VNR Electric, un modelo ideado para el transporte regional, comenzarán el próximo 3 de diciembre de 2020.

El presidente de Volvo Trucks, Roger Alm, ha afirmado que al aumentar “rápidamente el número de camiones eléctricos de gran tonelaje, queremos ayudar a nuestros clientes y compradores de servicios de transporte a lograr sus objetivos de sostenibilidad”. Alm ha añadido que están decididos “a seguir impulsando nuestro sector hacia un futuro sostenible”. El presidente de la compañía ha subrayado que para reducir el impacto del transporte sobre el medio ambiente “debemos hacer una rápida transición de los combustibles fósiles a alternativas como la electricidad. Sin embargo, las condiciones para realizar este cambio y, en consecuencia, el ritmo de la transición, varía drásticamente entre los distintos transportistas y mercados, en función de variables como los incentivos financieros, el acceso a la infraestructura de carga y el tipo de operaciones de transporte”.