3 de diciembre de 2020 | Actualizado 6:24

El puerto de Tarragona prueba la conexión eléctrica a barco en sus instalaciones

La experiencia abre la puerta a una futura electrificación de sus muelles, según ha asegurado la autoridad portuaria
Autoridad Portuaria de Tarragona

La Autoridad Portuaria de Tarragona avanza hacia la electrificación de sus muelles. Recientemente, ha llevado a cabo pruebas piloto con un sistema de conexión eléctrica a un barco de salvamento marítimo. “La innovación permite la conexión de diferentes sistemas eléctricos de los barcos en el muelle y, de esta forma, la desconexión de sus motores de combustión interna, reduciendo la contaminación y ahorrando combustible mientras se encuentran atracados”, han especificado desde el puerto. La prueba se ha realizado en el muelle de Lleida, donde el remolcador de salvamento marítimo tiene la base y donde se acostumbran a realizar operativas de project cargo.

Con un potencial total de suministro de 86 kilovatios, se prevé la instalación de una nueva arqueta con tomas de corriente y el tendido de nuevo cableado que aproveche en parte la canalización existente. Con esta solución, los cables quedan soterrados y permiten circular por encima grúas móviles de gran tonelaje.

86 kilovatios

La nueva conexión eléctrica cuenta con potencial para suministrar 86 kilovatios

La autoridad portuaria ha destacado que, antiguamente, el muelle disponía de tomas eléctricas que alimentaban las grúas pórtico electrificadas y que, una vez cayó en desuso al cambiar el tipo de grúas, se aprovechó para proveer energía a algunas embarcaciones. “Con el nuevo proyecto, se mejora esta conexión utilizando la infraestructura existente y se estudia para futuros proyectos de electrificación”, han detallado.

De esta forma, el puerto de Tarragona también abre la puerta a la electrificación de sus muelles, una opción que barajan cada vez más puertos. Además, se relaciona con la implementación de su Plan de Sostenibilidad Agenda 2030, con el objetivo de lograr la reducción en el 99% de su huella de CO2. “El plan responde al objetivo de conseguir la excelencia en la gestión ambiental y energética dentro del ámbito del puerto y, con esta innovación, se trabaja en una línea de actuación prioritaria: la búsqueda del control de emisiones a la atmósfera”, ha concluido.