26 de noviembre de 2020 | Actualizado 20:36

Cartagena cifra en medio millón de toneladas los tráficos de la nueva planta de Repsol

La instalación de biocombustibles avanzados cuenta con una inversión de 188 millones de euros y entrará en servicio en 2023
Instalaciones de Repsol en el puerto de Cartagena | Repsol

Repsol construirá en su refinería del puerto de Cartagena la primera planta de biocombustibles avanzados de bajas emisiones de España. La previsión de la compañía energética es que esté operativa en el año 2023, con una inversión de 188 millones de euros y producirá, a partir de materias primas recicladas, biocombustibles avanzados que podrán usarse en aviones, camiones o coches y permitirán reducir 900.000 toneladas de CO2 al año. La Autoridad Portuaria de Cartagena ha estimado que esta instalación atraerá al recinto unas 450.000 toneladas anuales, de las que 300.000 serán de importación de materias primas y unas 150.000 de exportación.

El recinto recibirá 300.000 toneladas de importación de materias primas y exportará otras 150.000 toneladas

La institución portuaria ha indicado que el proyecto para la construcción de esta instalación se desarrollará en varias fases. Los trabajos, que ya han comenzado con las tareas previas al desmantelamiento de las instalaciones en desuso del interior de la refinería, finalizarán el mencionado año 2023 con la puesta en marcha de los nuevos equipos. La autoridad portuaria ha añadido que, de forma paralela al acondicionamiento de las parcelas, se ejecutarán los trabajos necesarios de interconexión de líneas, tanto en la zona del puerto como en el interior de la refinería, para el movimiento de la materia prima y los productos resultantes del proceso.

Las tareas previas al desmantelamiento de instalaciones en desuso del interior de la refinería ya han comenzado

Tras la descarga de las materias primas recicladas en la terminal portuaria, serán transportadas por diferentes líneas hasta los cuatro nuevos depósitos de almacenamiento de 9.000 metros cúbicos que se habilitarán en las instalaciones en las que ya opera Repsol en la actualidad. Los tanques estarán conectados con la refinería, hasta donde llegará la materia prima a la nueva unidad de hidrotratamiento, que será alimentada por una nueva planta de hidrógeno.

La presidenta de la Autoridad Portuaria de Cartagena, Yolanda Muñoz, ha afirmado que es “una buena noticia que una empresa tan importante como Repsol apueste por invertir en nuestro puerto y en nuestra región, porque no solo beneficia a nuestra institución sino que, y más en la actual coyuntura económica, va a suponer creación de empleo tanto directo como indirecto”. El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, ha destacado la importancia de este proyecto pionero en España. Con esta iniciativa, “impulsamos decididamente una nueva ruta tecnológica que será clave en nuestro camino hacia la neutralidad en carbono y que se suma a los proyectos que ya hemos desplegado en eficiencia energética, generación de electricidad baja en emisiones, hidrógeno renovable, economía circular, combustibles sintéticos y captura, uso y almacenamiento de CO2, entre otras”.