26 de noviembre de 2020 | Actualizado 17:58

La vacuna de Moderna se impone a la de Pfizer por sus facilidades logísticas

El laboratorio está desarrollando una vacuna que se puede transportar y almacenar a una temperatura superior a la de su rival
Pexels

La empresa estadounidense de biotecnología Moderna ha anunciado que su proyecto de vacuna contra el Covid-19 podrá permanecer estable a una temperatura que oscilará entre los 2º y 8º grados de temperatura, una característica que podría facilitar su logística y distribución a nivel internacional frente al prototipo de Pfizer. De esta forma, la vacuna en la que trabaja solo requerirá de una cámara frigorífica estándar, frente a la anunciada la semana pasada por Pfizer, que deberá contar con condiciones especiales para su transporte con una temperatura controlada en torno a los 75º grados bajo cero en contenedores especiales.

Según ha asegurado Moderna en un comunicado, su vacuna podrá permanecer estable a 20ºC bajo cero durante un plazo máximo de seis meses, en condiciones normales de refrigeración hasta en 30 días y a temperatura ambiente hasta 12 horas. De esta forma, la biotecnológica busca sacar ventaja frente a su competidora por las facilidades para transportarla y almacenarla.

Esta vacuna se mantendrá estable durante seis meses a -20º y durante un mes a temperatura controlada estándar

“Creemos que nuestras inversiones en la tecnología de entrega de la vacuna y el desarrollo del proceso de fabricación nos permitirán almacenar y enviar nuestro prototipo de vacuna a temperaturas que se encuentran en congeladores y refrigeradores fácilmente disponibles”, ha destacado el jefe de Operaciones Técnicas y Oficial de Calidad de Moderna, Juan Andrés. “La posibilidad de almacenar nuestra vacuna hasta seis meses, incluidos los 30 días en refrigeradores tras su descongelamiento, es un desarrollo importante que permitirá una distribución más sencilla y una mayor flexibilidad para facilitar la vacunación a nivel internacional”.

En este sentido, la estabilidad en sus condiciones de refrigeración permitirá su almacenamiento en farmacias, hospitales o consultorios médicos. Asimismo, la vacuna “no requerirá dilución o manipulación especial”, lo que facilitará su inyección en cualquier centro hospitalario o sanitario. 

Por su parte, la vacuna de Pfizer requerirá contenedores térmicos especiales en una compleja operación logística que partirá desde su sede en Saint Louis (Estados Unidos), donde se fabrica el antígeno de la vacuna, antes de realizar escalas en diversas ciudades estadounidenses hasta aterrizar en la ciudad belga de Puurs. El producto deberá trasladarse en congeladores de temperatura ultrabaja, con un ciclo de vida máximo de seis meses y un almacenamiento de cinco días entre 2ª y 8ª grados. Los contenedores de esta vacuna podrán ser utilizados como “unidades de almacenamiento temporal” con hielo seco durante aproximadamente unos 15 días.

La vacuna de Pfizer requerirá contenedores térmicos especiales en una compleja logística con varias escalas

Actualmente, España espera recibir, vía los acuerdos alcanzados a través de la Unión Europa, un total de 20 millones de dosis en 2021 de la vacuna de Pfizer anunciada la semana pasada. En el caso de la de Moderna, la UE aún se encuentra en vía de negociación con la compañía para cerrar un acuerdo para su futura adquisición.

En España, los laboratorios farmacéuticos Rovi ubicados en Madrid serán los encargados de fabricar a gran escala el llenado y acabado de la vacuna candidata de Moderna contra el Covid-19. Según anunció Rovi el pasado mes de julio, la farmacéutica proporcionará “capacidad de llenado y acabado de viales”. Para ello, pondrá en marcha una nueva línea de producción y equipos para la formulación, el llenado, la inspección visual automática y el etiquetado para dar soporte a la producción de cientos de millones de dosis de la vacuna candidata prevista para abastecer mercados fuera de los Estados Unidos a partir de principios de 2021. Por otra parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, también ha anunciado que ofrecerá el hospital Isabel Zendal como almacén principal para las vacunas de Covid-19 que vengan a España por su proximidad con el Aeropuerto de Madrid-Barajas.