24 de enero de 2021 | Actualizado 10:25

Turkish Cargo transporta las primeras vacunas contra el Covid-19 desde China a Brasil

Las dosis de la vacuna han recorrido unos 17.000 kilómetros ubicadas dentro de siete contenedores equipados con sistema de enfriamiento
Turkish Cargo

La compañía aérea Turkish Cargo ha comenzado a transportar las vacunas para contrarrestar el Covid-19 a través de un puente de carga aérea intercontinental entre China y Brasil. La aerolínea se ha encargado del traslado de las dosis fabricadas en China desde Beijing hasta Sao Paulo (Brasil) cargadas dentro de siete contenedores equipados con sistemas de enfriamiento durante un vuelo de aproximadamente 17.000 kilómetros. 

Turkish Cargo ha creado un corredor farmacéutico global para el transporte de las vacunas que “estén listas o aún en vía de desarrollo”. Para ello, la aerolínea cuenta con el certificado farmacéutico IATA CEIV (Center of Excellence for independent Validators) para el mantenimiento de la cadena de frío en condiciones óptimas. En este sentido, la solución ‘Tk Pharma’ ha sido diseñada específicamente para transportar productos farmacéuticos bajo estándares globales. En el transcurso del periodo de pandemia, Turkish Cargo ha gestionado más de 40.000 toneladas de productos farmacéuticos, médicos y equipos sanitarios hasta septiembre, lo que supone un crecimiento de más del 50% en los envíos pharma. 

La aerolínea ha creado un corredor aéreo para las vacunas que “estén listas o en vía de desarrollo”

El director de Carga de Turkish Airlines, Turhan Özen, ha asegurado que la compañía “ofrece soluciones industriales como almacenes especializados con temperatura controlada entre un rango de 20 y 25ºC grados bajo cero, así como equipos de mantenimiento farmacéutico, contenedores activos y transportadores térmicos”. Todo ello, sumado a sus calificaciones y certificaciones globales, evidencia que “estamos preparados para transportar las vacunas que están listas o en desarrollo en todo el mundo “.

Para este tipo de transporte, la aerolínea encargó la construcción de un almacén inteligente con control de temperatura de 1.200 metros cuadrados. Esto ha aumentado el 30% su capacidad para los envíos de la cadena de frío y ha mejorado su transporte de mercancía que puede mantener el frío de unas 25.000 toneladas al mes con el incremento de 15 palets de carga adicionales. Por otra parte, la compañía desarrolla nuevas áreas operacionales disponibles en sus nuevas instalaciones en el Aeropuerto de Estambul que cubre un área de 340.000 metros cuadrados. Con una capacidad de manejo anual de más de cuatro millones de toneladas, “SmartIST estará equipado con un área de recepción, entrega y operación dedicada a la carga especial, los dispositivos unitarios de temperatura controlada y un área de operación de 2.100 metros cuadrados aislada del resto de carga”, ha apuntado la aerolínea.