24 de enero de 2021 | Actualizado 10:25

La inversión en activos logísticos en España repuntará en el cuarto trimestre del año

La consultora Knight Frank prevé un importante aumento de la actividad en el último trimestre por el cierre de negociaciones finales
VGP

El volumen de inversión en el mercado inmologístico español repuntará durante los últimos finales de año. Tal y como apuntan desde la consultora inmobiliaria Knight Frank, “es de esperar un mayor repunte a cierre de 2020 dado el importante aumento de la actividad que se ha visto en las últimas semanas y de las operaciones que se encuentran en negociaciones finales”. Del mismo modo, también se prevé un ligero ajuste de los rendimientos (yields) en Madrid y Barcelona a final de año. 

Según ha destacado el Associate Logistics Capital Markets de Knight Frank, James Cowper-Coles, “el crecimiento significativo del comercio electrónico en los últimos meses como resultado de la pandemia ha intensificado enormemente el apetito de los inversores por el sector”. La aparición de activos y carteras core en el mercado ha provocado que “varios fondos alemanes que salieron de España después de la crisis financiera hayan vuelto a estudiar operaciones de logística en la Península”, ha explicado el experto. A pesar de la interrupción del virus en el primer semestre, “esperamos que el volumen de inversión de final de año supere los 1.000 millones de euros y creemos que 2021 será potencialmente un año récord”.

Knight Frank prevé un inversión de más de 1.000 millones de euros en 2020 y volúmenes récord para 2021

El estudio llevado a cabo por la consultora evidencia que el mercado de inversión español ha registrado un incremento del 45% en el tercer trimestre del año, respecto al trimestre anterior, con un volumen de más de 250 millones de euros. En lo que llevamos de 2020, la cifra de inversión en activos logísticos en España se sitúa en los 640 millones de euros, dato que se encuentra por debajo de lo registrado en 2019 -que fue un año récord en este segmento-. Sin embargo, “se encuentra por encima de la media de los últimos cinco ejercicios”.

En la mima línea, el director gerente para España y Portugal de Savills Aguirre Newman, Fernando Ramírez de Haro, ha destacado que “aunque los elevados niveles de desempleo y endeudamiento público representen un riesgo para las perspectivas económicas en España y, pese a que la recuperación hasta niveles anteriores a la pandemia no se espere hasta 2023, el mercado inmobiliario ofrece oportunidades de inversión evidentes”. En este sentido, el ámbito de la logística seguirá siendo el favorito de los inversores en 2021. En España, los inversores muestran un interés creciente por ubicaciones en los principales corredores de transporte, como los del Atlántico y el Mediterráneo. Savills IM apunta, además, que la logística es el sector que más priorizan los inversores inmobiliarios: el 57% y el 55% ha aumentado la inversión en centros de distribución de grandes dimensiones y en activos logísticos urbanos o centrados en la última milla, respectivamente.

LA TERCERA CORONA DE MADRID AGLUTINA LA MAYOR SUPERFICIE CONTRATADA
En el caso concreto de la zona centro, se ha registrado un importante aumento en la contratación logística debido al aumento del negocio del ecommerce, que alcanzó en España en el primer trimestre del año los 12.200 millones de euros, cerca del 12% más que en 2019. El tercer trimestre del año se cerró en Madrid con 20.000 metros cuadrados, el 55% más que el volumen registrado en el mismo periodo de 2019, y el 65% más si se analiza el acumulado del año, con 700.000 metros cuadrados contratados. Además, la mayor superficie de contratación en el acumulado del año se registra en la tercera corona, que suma más del 60% del total. Especialmente relevante es el volumen alcanzado en Illescas (Toledo), la población donde más metros se han firmado en lo que va de 2020. 

El tercer trimestre se cerró en Madrid con un volumen próximo a los 20.000 metros cuadrados

El Head of Logistics Leasing de Knight Frank, Adrián Romero, ha comentado que “en las primeras coronas observamos una evolución de las naves tradicionales cross-docking hacia conceptos con un aprovechamiento menor de las parcelas a favor de una mayor superficie de aparcamiento exterior, así como una mayor automatización de los edificios”. Además, ha añadido que también “se consolida la exigencia del usuario en materia de sostenibilidad y eficiencia energética y se incrementa la aceptación de soluciones de aprovechamiento como las naves en varias alturas o los silos automatizados”. Por su parte, en Barcelona, entre julio y septiembre se firmaron unos 120.000 metros cuadrados de activos logísticos, cerca del 8% menos que en 2019.