1 de diciembre de 2021 | Actualizado 19:33

Las empresas catalanas se suben al carro del ecommerce para superar la pandemia

Este sector supuso el 1,5% del PIB catalán en 2019, una tendencia que se ha visto incrementada en este año marcado por los confinamientos
Amazon

Un total de 837 empresas catalanas se dedican en la actualidad al comercio electrónico. Se trata de una actividad que en 2019 supuso el 1,5% del PIB catalán y superó los 3.773 millones de euros de facturación, según el último estudio de la agencia pública catalana Acció, dependiente de la consejería de Empresa i Coneixement. Si ya en 2019 el comercio electrónico generó 18.334 puestos de trabajo, tras la pandemia estas cifras han vuelto una vez más a dispararse. Por ejemplo, el 13% de las empresas catalanas lo han introducido entre junio y agosto en sus negocios y aproximadamente una cuarta parte lo habilitará de cara a las Navidades.

OPORTUNIDADES DE NEGOCIO Y TENDENCIAS

Click & Collect

El estudio apunta a que, por su comodidad y flexibilidad, muchos minoristas y operadores de servicios de restauración han iniciado o incrementado este tipo de servicios durante el confinamiento. A esto se le incluyen submodalidades como el Click & Drive o los Curbside Pickup.

Robots y drones

El uso de robots y drones ha adquirido una mayor importancia en los últimos meses por posibilitar un comercio sin contacto. Asimismo, permite eliminar parte de los costes de personal asociados con las entregas.

Marketplaces locales

Otra de las tendencias observadas durante la pandemia es la compra de productos locales y sostenibles, así como en mercados minoristas. Esta premisa ha sido llevada al terreno online, así como la proliferación de marketplaces de productos ecológicos, moda sostenible, productos locales, artesanía y ropa de segunda mano.

Micrologística

El modelo de logística tradicional se ha transformado en logística urbana, según Acció. Se observa una tendencia a la proliferación de centros de servicio más pequeños y a la reinvención de la última milla para optimizar las entregas a los consumidores.

Tecnología

Herramientas como la realidad aumentada, para imitar la experiencia de contacto físico; big data, para personalizar el servicio; o livestreamings permite atraer, implicar y retener cada vez más a los consumidores del ecommerce. No obstante, Acció también ha destacado otras como la impresión 3D, el blockchain o el IoT.

Social Commerce

Otra oportunidad de negocio es la venta de productos a través de las redes sociales por su inmediatez, flexibilidad e interacción. Permite captar a nuevos compradores en línea y se prevé su extensión futura.

Voice Commerce

Acció señala que comprar con altavoces inteligentes puede ser una de las implementaciones que represente más cambios en el mercado en los próximos años. Aunque actualmente su presencia no es notable, se prevé que el incremento de estos dispositivos influya en el sector del ecommerce.

Acció también ha recalcado que esta industria también impulsa hábitos como el social commerce, es decir, utilizar las redes sociales como un canal más de venta o tecnologías como la realidad virtual o el big data, que permiten mimetizar la experiencia de una tienda física. Además, el estudio ha puesto de relieve las nuevas tendencias del comercio online, entre las que destacan la robótica y los drones para el reparto de productos; la creación de nuevos espacios de click and collect o la readaptación de pequeños comercios de proximidad para incorporarse a la distribución del canal online.

Entre las empresas especialistas en ecommerce, la mayoría son jóvenes (94%) y una gran parte de ellas aún se encuentran en fase de startup (61%). No obstante, los principales gigantes del comercio electrónico en Catalunya son Amazon, Privalia y AliExpress. Asimismo, la mayoría se categoriza como pure players (73%), es decir, vendedores que comercializan sus productos solo a través de marketplaces o plataformas de compra online que venden su propia marca. Cabe destacar que, entre estos últimos, la práctica totalidad son pymes con menos de diez años de vida. Estas cifras justifican el total de 48 millones de transacciones del ecommerce que se realizaron en Catalunya en el último año, con un incremento del 41% respecto a 2015.

Por otra parte, su expansión tras la pandemia ha acelerado el desarrollo de las entregas de última milla. Por ejemplo, el uso de espacios de almacenaje en centros urbanos evita la circulación de vehículos pesados en la ciudad “con una carga que solo ocupa el 30% o 40% de su capacidad”, según el estudio. Asimismo, permite ser más eficientes, optimizar los costes y reducir los plazos de entrega. Especialmente, se ha popularizado el uso de microhubs de distribución con bicicleta o vehículos ecológicos y el Ayuntamiento de Barcelona prevé la instalación de uno en cada distrito de la ciudad.

“También se valora la distribución con bicicletas eléctricas y furgonetas de gas para que las entregas sean más eficientes y sostenibles en áreas de difícil acceso o con restricciones horarias, como en el distrito de Ciutat Vella”, han destacado desde la Generalitat. “Y también se multiplican las iniciativas privadas con nuevos operadores”, han añadido. Entre las nuevas formas de gestionar la logística, destacan los embalajes inteligentes que pueden controlar parámetros como la temperatura, la presión o la humedad; centros de consolidación; o las consignas inteligentes.

Los embalajes y consignas inteligentes o los centros de consolidación destacan como nuevas fórmulas logísticas

UNA VENTANA DE OPORTUNIDAD CON INTERNATIONAL eTRADE
El comercio electrónico ha abierto en este sentido una ventana de oportunidad para impulsar la internacionalización de las empresas aprovechando los canales digitales. A este respecto, Acció ha anunciado la puesta en marcha en 2021 del programa International eTrade, una iniciativa que busca apoyar a más de 2.000 empresas catalanas en sus ventas de ecommerce en el exterior. “Catalunya ha superado las diferentes crisis de las últimas décadas abriéndose al exterior e internacionalizando su economía”, ha destacado el consejero de Empresa i Coneixement, Ramon Tremosa. “Las exportaciones alcanzaron el último año casi los 75.000 millones de euros, una cifra que equivale al 30% del PIB de Catalunya”.

De esta forma, el programa contempla un nuevo mapa de servicios en internacionalización online con diversas fases de actuación según el caso. Estas van desde la sensibilización a través de seminarios físicos y online para aprender a utilizar las herramientas; formaciones para empresas en canales digitales; asesoramiento individual para el diseño, obtención de herramientas e implementación de estrategias del ecommerce; y la implementación de la estrategia con la ayuda de las oficinas de Acció en el mundo. De hecho, el 20% de las empresas de ecommerce en Catalunya son ya exportadoras.

“Las exportaciones alcanzaron el último año casi 75.000 millones de euros, una cifra que equivale al 30% del PIB de Catalunya”
Ramon Tremosa Consejero de Empresa i Coneixement de la Generalitat de Catalunya

De hecho, las oficinas de Acció en los Estados Unidos y China ya ofrecen desde noviembre la posibilidad de validar en estos mercados los proyectos de empresas catalanas interesadas en vender a través de internet. En concreto, en Estados Unidos se pone en contacto a las compañías con los proveedores de las diversas etapas del proceso de internacionalización, desde la logística al marketing y la adaptación del producto al mercado, pasando por los requisitos legales. Por su parte, en el caso chino, las oficinas harán un análisis de las barreras de este mercado “dada su complejidad” y comprobarán con los marketplaces existentes la viabilidad de los productos.

No obstante, las oportunidades de negocio internacionales de ecommerce para las empresas catalanas también pasan por destinos como México, Panamá, los Emiratos Árabes, Japón o Taiwán, en el ámbito transcontinental; y Alemania, Austria, Francia y Reino Unido en el Europeo. En el otro lado de la moneda se encuentra la inversión extranjera directa (IED) del ecommerce en Catalunya, que constituye el 1,6% del total de proyectos, el 2,2% del capital y el 6,1% de los puestos de trabajo creados. Por su parte, el IED del ecommerce catalán supuso, a nivel Estatal, el 29,2% de los proyectos, el 26,1% de la inversión en capital y el 33,4% de los puestos de trabajo. Estos datos posicionan a Catalunya como tercera región de Europa occidental en número de proyectos; así como la segunda en términos de creación de trabajo y en capital.