8 de mayo de 2021 | Actualizado 8:59
Obras en el futuro centro de DSV en Molins de Rei | M.V.

DSV operará en febrero la zona cross-docking de su nuevo centro logístico en Barcelona

Goodman, que se encarga de la construcción de la nave, prevé la puesta en marcha de la zona multinivel el 30 de septiembre de 2021

El espacio destinado a cross-docking del nuevo centro logístico multinivel de DSV en Barcelona estará operativo entre el 31 de enero y el 1 de febrero de 2021. El proyecto desarrollado por el promotor inmologístico Goodman se encuentra actualmente en su ecuador y aspira a reconvertir la zona de Molins de Rei (Barcelona) donde se ubica. “Es un proyecto muy vanguardista que nos va a permitir recuperar una zona industrial degradada y desarticulada”, ha valorado el director de Goodman en España, Ignacio García Cuenca. Entre otros, la promotora ha derruido hasta ahora 10.000 metros cuadrados de edificios obsoletos, equivalente a un campo de futbol, y ha retirado 13,5 toneladas de amianto. Se prevé la puesta en marcha de la segunda parte del centro, la zona multinivel, el 30 de septiembre de 2021.

En concreto, el espacio cross-docking dispondrá de 13.148  metros cuadrados y se destinará al intercambio de mercancías, además de 857 metros cuadrados de oficinas divididos en dos plantas. Su cubierta estará equipada en su totalidad por paneles fotovoltaicos y contará con 110 muelles de carga, así como con uno para descarga lateral. A este respecto, la zona de maniobras podrá acoger a megacamiones de hasta 50 metros. En la zona multinivel conectada, predominará el almacenamiento y dispondrá de 32.000 metros cuadrados y 47 muelles en una parcela cuyas dimensiones totales suman 73.000 metros cuadrados.

“Es un proyecto vanguardista que va a recuperar una zona industrial degradada”
Ignacio García Cuenca Director de Goodman en España

Goodman ha destacado el bajo impacto visual de la infraestructura, situada al pie del parque natural de Collserola, pues estará rodeada de taludes verdes. Ello permitirá, por ejemplo, que haya una percepción limitada de los camiones que allí operan. Asimismo, se prevé la restauración del talud cercano a la riera que se ubica en sus inmediaciones, que permitirá a su vez la recuperación agraria de la superficie. Por otra parte, se prevé el trasplante de 100 olivos en la zona y la plantación de unos 800 árboles. En este sentido, se recuperarán, en colaboración con el Ayuntamiento de Molins de Rei, los campos que lo rodean y se construirá un camino de peatones para la entrada al parque natural.

El futuro centro de DSV es una nave multinivel preparada para alojar hasta cuatro clientes que, de momento, ocupará el operador logístico danés en exclusiva. Asimismo, dispondrá de la certificación BREEAM Excellent y, tanto las instalaciones de cross-docking como las de logística, estarán comunicadas físicamente al mismo nivel por la playa de maniobras. Este desarrollo es el primero a dos niveles realizado por Goodman en España.