24 de enero de 2021 | Actualizado 10:25

Ports de la Generalitat finaliza las obras en el puerto de Arenys de Mar

La empresa pública ha invertido dos millones de euros en actuaciones como colocar más de 60.000 toneladas de bloques de rompeolas
Joan Pere Gómez en su visita al puerto de Arenys de Mar | Ports de la Generalitat

La empresa pública Ports de la Generalitat ha finalizado las obras de reparación del puerto de Arenys de Mar, proyecto en el que ha invertido un total de dos millones de euros. Entre las actuaciones más destacadas, se han colocado más de 60.000 toneladas de bloques de rompeolas para recuperar y ampliar el perfil del dique, así como para dar estabilidad y seguridad a la infraestructura ante posibles temporales. Por otra parte, se han instalado 60 placas fotovoltaicas en la cubierta de la lonja, mediante las cuales se reduce la emisión de siete toneladas de CO2 al año. Asimismo, se ha instalado un punto de recarga de vehículos eléctricos.

“Hemos invertido casi dos millones d euros en recuperar la funcionalidad del dique, asegurar la estabilidad de la infraestructura, protegerla de cualquier nuevo episodio de temporal y dar cobijo a las actividades del puerto”, ha valorado el director de Ports de la Generalitat, Joan Pere Gómez. “Hemos hecho un paso más y hemos adecuado la infraestructura para adaptarla al cambio climático”. A este respecto, desde Ports de la Generalitat han recordado que el temporal Gloria causó daños estructurales en la parte exterior del dique de abrigo y afectó a áreas técnicas concesionadas, viales y estructuras portuarias.

El punto de carga es uno de los más utilizados de los 14 instalados en los puertos catalanes

En referencia a las placas solares, han contado con una inversión de 47.000 euros y, en noviembre, han producido el 20,7% de la energía sobre la demanda energética total de la Cofradia de Pescadors de Sant Elm en el puerto. De esta forma, se ha producido un ahorro en la factura eléctrica de 300 euros al mes. “Para que la implementación de energías renovables en la actividad pesquera sea compatible con el apoyo a las especies protegidas como la gaviota corsa, hemos colocado un sistema de espantapájaros sobre las placas que favorece tanto el medio natural como la eficiencia energética”, ha añadido Joan Pere Gómez.

Asimismo, en cuanto al punto de carga para vehículos eléctricos, “es uno de los más utilizados de los catorce instalados en los puertos catalanes, con una media de carga de más de cinco horas al día”, ha destacado la empresa dependiente de la consejería de Territori i Sostenibilitat. Con una potencia de 22 kilovatios, los vehículos eléctricos se cargaron un total de 9.174 minutos en noviembre.