21 de octubre de 2021 | Actualizado 19:02

Adif adjudica a WSP Spain-Apia la redacción de los accesos del puerto de Barcelona

La empresa dispondrá de un presupuesto de 1,7 millones de euros y un plazo de ejecución de 18 meses para la redacción de este proyecto
Freepik

El gestor de infraestructuras ferroviarias Adif ha adjudicado la redacción del proyecto básico de los nuevos accesos al puerto de Barcelona. En concreto, se incluyen los accesos Sur, tanto ferroviarios como viarios, en el marco del protocolo firmado el pasado siete de octubre por el ministerio de Transporte, Adif, Puertos del Estado, la Generalitat de Catalunya, la Autoridad Portuaria de Barcelona y FGC. Con un presupuesto de 1,7 millones de euros y un plazo de ejecución estimado de 18 meses, la empresa WSP Spain-Apia estará a cargo del proyecto.

Se recuperará la solución técnica que se estableció en el estudio informativo de 2007, en la que se plantea un trazado con un tronco de acceso común a tres niveles. “Servirá como base para el desarrollo de los estudios, proyectos y obras que hagan realidad estas necesarias actuaciones”, han añadido desde Adif. La primera actuación consiste en el desarrollo de un acceso ferroviario exclusivo para el puerto con un tramo de vía doble en ancho ibérico y estándar. Este irá desde una bifurcación de la actual red ferroviaria de interés general, al Sur del nudo de Bellvitge, hasta el punto de inicio de la playa de vías de recepción y expedición de Nou Llobregat.

Se recuperará la solución técnica de 2007, en la que se plantea un trazado con un tronco de acceso común a tres niveles

Cabe remarcar que esta última infraestructura ha sido desarrollada al margen del protocolo por el puerto de Barcelona. No obstante, también se añadirán las instalaciones de los subsistemas de control de mando, señalización y energía, incluida la subestación de tracción, en las infraestructuras ferroviarias a desarrollar por la autoridad portuaria en su actual zona de servicio, Nou Llobregat y la ZAL. Asimismo, el acceso incluye las instalaciones de electrificación, control-mando y señalización del tramo.

Por otra parte, la segunda actuación se localiza en el ramal de conexión del nuevo acceso ferroviario con Can Tunis Oeste, también en ancho mixto y con la adaptación de vías de la terminal al ancho estándar, además de incluir las correspondientes instalaciones de electrificación, control-mando y señalización. En concreto, desde Adif han puntualizado que la adaptación de las vías de Can Tunis “supondrá la posibilidad de circulaciones también en ancho estándar entre los actuales accesos Sur y Norte a través de ella”. En este sentido, se plantea la conexión con la terminal de Can Tunis junto a su remodelación.

Se acomete la planificación de las terminales intermodales del área metropolitana de Barcelona desde una óptica conjunta

“Se acomete la planificación de las terminales intermodales del área metropolitana de Barcelona, desde una óptica conjunta, como polo logístico más avanzado del Sur de Europa”, ha recalcado el gestor de infraestructuras ferroviarias. En la tercera actuación prevista, se incluye el acceso por carretera desde el cinturón del litoral B-10, a unos 800 metros del enlace de Cornellà de Llobregat, hasta el nudo distribuidor del enlace de entrada al puerto, conocido como nudo Norte. “La incorporación de estas instalaciones obedece al hecho de que, por su propia naturaleza, deben diseñarse conjuntamente con los tramos ferroviarios incluidos en las actuaciones de este protocolo”, ha explicado.

Además, en lo referente al acceso viario, se analizará su compatibilidad con un enlace en la zona intermedia del antiguo tramo final del río Llobregat, destinado a atender al tráfico de vehículos pesados con origen o destino en el complejo logístico-portuario. Actualmente, el acceso se realiza por la Ronda Litoral, que presta un nivel de servicio limitado y un significativo tráfico de vehículos pesados, según Adif. “Se trata de una obra compleja y de elevada inversión, por la necesidad de una gran longitud de viaductos y cimentaciones en terrenos blandos del antiguo cauce del Llobregat, desviado para la ampliación del puerto”.