19 de enero de 2021 | Actualizado 18:02
Diversas imágenes con las actuaciones llevadas a cabo en los últimos cinco meses | Adif

Los trenes de mercancías vuelven a circular entre Castellbisbal y Martorell

Los servicios de mercancías han circulado por la costa mientras se han desarrollado las obras en el túnel de Martorell

El gestor de infraestructuras ferroviarias (Adif) ha restablecido la circulación en toda la línea Barcelona-Vilafranca del Penedès-Sant Vicenç de Calders tras finalizar “las complejas actuaciones iniciadas el pasado mes de julio para el desarrollo del Corredor Mediterráneo en Catalunya”. De esta forma, además de recuperarse el servicio de la línea de Rodalies (Cercanías) entre Sant Sadurní y Martorell, los servicios de mercancías vuelven a circular por esta ruta tras verse obligados a hacerlo por la costa mientras se han desarrollado las obras en el túnel de Martorell.

Las actuaciones desarrolladas en este túnel de poco más de un kilómetro de longitud se han centrado en “el rebaje, renovación y adecuación de la estructura a las especificaciones técnicas europeas con el fin de ampliar sus dimensiones para poder implantar el tercer carril y adaptarlo al ancho estándar” o internacional, ha explicado Adif. Los trabajos permitirán “disponer del gálibo interoperable”, gracias a que “se ha rebajado la profundidad del túnel hasta dos metros y se ha ejecutado una nueva contrabóveda”.

Circulación por el túnel de Martorell tras finalizar las obras / Adif

Asimismo, “también se han construido una salida de emergencia y pasillos de evacuación y se ha renovado la vía y catenaria entre la estación de Martorell y la bifurcación de Seat”. Precisamente, respecto al fabricante de automóviles, el comisionado para el Corredor Mediterráneo, Josep Vicent Boira, ha insistido en que la llegada del ancho internacional le permitirá dotarse de una “mayor competitividad a escala europea”.

“El problema para conectar con Europa no son los Pirineos, es Martorell-Castellbisbal”
Josep Vicent Boira Comisionado para el Corredor Mediterráneo

El tramo Castellbisbal-Martorell es estratégico, tal y como lo ha calificado Boira. “El problema para conectar con Europa no son los Pirineos, es Martorell-Castellbisbal, en este tramo es donde radica el problema de la conectividad en ancho internacional de las mercancías”. De hecho, “preparar este túnel de Martorell para que las mercancías puedan proseguir hacia el Sur” es el primer paso para lograr que el puerto de Tarragona disponga de conexión en ancho internacional con Europa para 2023 y, de ahí, se enlace hacia Castellón y Valencia con el objetivo de alcanzar Algeciras.

Los siguientes pasos en la zona son la restauración del antiguo túnel de Costablanca, de 810 metros y actualmente sin servicio, para incorporarlo a la red de explotación y crear una tercera vía de circulación que conectará la estación de Castellbisbal y el viaducto del Llobregat, situado en las inmediaciones de Martorell, ha recordado Adif. Asimismo, “destaca la renovación de las vías 1 y 2 de la estación de Seat-Martorell, la adecuación del túnel de acceso a la factoría de Seat, y la ejecución de los desvíos de servicios de la autopista AP-7 para permitir abrir un nuevo cajón ferroviario que permita segregar el tráfico de la vía madre de Castellbisbal”.

Las actuaciones en este tramo se han retrasado por una huelga del personal de circulación y por el coronavirus

Adif ha reconocido los retrasos en la finalización de las actuaciones completadas ahora y que, según la última reprogramación del cronograma de estas obras, debían haber concluido el pasado 16 de noviembre. Sin embargo, el “decalaje se ha debido a factores ajenos a la ejecución de las obras, como la huelga del personal de circulación del puesto de mando de Adif en Barcelona, que ha condicionado las operaciones necesarias para el desarrollo de los trabajos en horario nocturno, así como afectaciones por el Covid-19”, ha justificado el gestor de infraestructuras ferroviarias.

AVANCES EN OTROS TRAMOS DE ‘PUERTA A EUROPA’
Las actuaciones en la denominada como ‘Puerta a Europa’, que incluye, además del tramo Castellbisbal-Martorell, su extensión hasta el Nudo de Vila-seca, suponen una inversión total de 64 millones euros. De esta cifra, “25 millones de euros aproximadamente se han ejecutado en estos cinco meses”, según Adif.

Más allá de las obras en el tramo Castellbisbal-Martorell, el gestor de infraestructuras ferroviarias ha ejecutado “la consolidación de terraplenes entre La Granada y Sant Sadurní d’Anoia, la renovación de vía y adecuación de la línea aérea de contacto entre el triángulo de Seat y Vilafranca del Penedès (a excepción de La Granada), además de la sustitución de 13 desvíos o cambios de agujas en las estaciones de Sant Sadurní d’Anoia y Vilafranca del Penedès y dos cambiadores de hilo” en el tramo entre Martorell y Sant Vicenç de Calders. Desde este último punto hasta el Nudo de Vila-seca, entre otras actuaciones, “se han montado 15 aparatos de vía en las estaciones de Tarragona, Tarragona Clasificación y Tres Camins, se ha iniciado la instalación del tercer hilo y se ha renovado la catenaria, así como las traviesas en estaciones”.