27 de septiembre de 2021 | Actualizado 15:49

Los fabricantes apuestan por eliminar los combustibles fósiles en los camiones nuevos en 2040

Los constructores europeos reclaman una infraestructura de repostaje y carga adecuada para los vehículos pesados
Scania

Los vehículos pesados nuevos en el año 2040 deberán utilizar combustibles alternativos a los fósiles para alcanzar la neutralidad de carbono en 2050. La Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) ha destacado que este objetivo “será posible siempre que se construya la infraestructura adecuada de repostaje y se establezca un marco político coherente, que incluya la fijación de un sistema de precios global de las emisiones de CO2 para impulsar la transición”. Para desarrollar su hoja de ruta hacia la neutralidad de carbono en 2050, los máximos responsables de los fabricantes de vehículos comerciales de Europa, bajo el paraguas de ACEA, se han asociado con científicos del Instituto de Potsdam para la Investigación del Impacto Climático (PIK).

Los fabricantes proponen un sistema de tarifas viales basado en las emisiones de CO2

La declaración conjunta de ACEA y PIK describe la hoja de ruta y las condiciones para transformar el sistema de transporte de mercancías por carretera. Además de las inversiones de la industria de vehículos comerciales, el documento incluye opciones como las tarifas viales basadas en las emisiones de CO2 y un sistema de impuestos sobre la energía basado en el contenido de carbono y energía. También han incidido en la necesidad de una infraestructura de carga y repostaje adecuada para los camiones como “crucial para el funcionamiento de vehículos pesados de bajas y cero emisiones”. Ambas organizaciones han destacado que un sistema de precios de emisiones de CO2 sólido “podría ser uno de los instrumentos más efectivos, ya que los vehículos de cero emisiones no despegarán mientras el diésel siga siendo más barato”.